Migrantes

"Vinieron los de inmigración y casi nos tiraron la puerta"

Entre las 5 y 6 horas de este sábado, agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas en Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) ingresaron a la casa de la familia Vargas en Stone Mountain, Georgia, Estados Unidos, y arrestaron a una mujer y sus dos hijos. Esta es la forma en que, según denuncias, las autoridades están ejecutando un plan para deportar a familias centroamericanas que llegaron indocumentadas al país del norte entre 2014 y 2015.

Por Redacción

La guatemalteca Juneid Vargas ofreció detalles del operativo donde los agentes del ICE arrestaron a su mamá y hermanos. (Foto Prensa Libre: mundohispanico.com)
La guatemalteca Juneid Vargas ofreció detalles del operativo donde los agentes del ICE arrestaron a su mamá y hermanos. (Foto Prensa Libre: mundohispanico.com)

“Vinieron los de inmigración y casi nos tiraron la puerta, venían buscando a una persona que no vive aquí”, dijo la guatemalteca Juneid Vargas Morales, quien ahora sufre la ausencia de sus seres queridos.

La familia atendió el llamado de los uniformados, que al comienzo no dijeron que eran del ICE. “Ellos dijeron que buscaban a otra persona. Nosotros, por colaborar, les abrimos la puerta, pero inmediatamente procedieron a la detención”, dijo.

Durante el operativo fueron detenidos Rosa Vargas, madre de Juneid, y sus hijos Juan, de 17, y Daniela, 11, quienes fueron llevados a una prisión local donde el servicio de inmigración comenzará el proceso de deportación.

Se sabe que Rosa Vargas ingresó en junio del 2014 a EE. UU., tenía un permiso temporal de trabajo extendido por las autoridades, pero a pesar de eso fue arrestada. “No entiendo por qué la acción de las autoridades, si mi hermana tenía un permiso”, dijo un pariente.

La directora de Alianza Latina Pro Derechos Humanos de Georgia (GLAHR), Adelina Nicholls, comentó: “Es un momento difícil para muchas personas que están en proceso de deportación, en particular los familias y niños de origen centroamericano”.

“Es importante que las familias sepan que están en su derecho de no abrir la puerta cuando los agentes de inmigración lleguen a tocar”, dijo Nicholls, quien afirmó además que “hay muchos reportes que estos agentes lo que hacen es engañar a las personas al decir que van buscando a otras personas cuando claramente ya saben que las personas a las que realmente buscan se encuentran dentro de los domicilios”.

El periodista Mario Guevara, del medio local mundohispanico.com, contó a Prensa Libre que documentó desde las primeras horas del sábado las redadas que los agentes de Inmigración llevaron a cabo.

Emite alerta

La Cancillería lamentó el proceder de las autoridades de migración de EE.UU. y solicitó a las familias guatemaltecas que guarden la calma y que se pongan en contacto con los consulados para recibir asesoría.

Recomendó que los agentes deben mostrar una orden judicial si necesitan entrar a la casa y, si eso no ocurre, no deben abrir la puerta.

"Guatemala da un seguimiento cercano a esta difícil situación por la que atraviesan varias familias guatemaltecas, y aunque comprende que estos procedimientos administrativos son realizados como parte de una política interna de un país, no los comparte, pues Guatemala considera que la migración en un tema que debe abordarse de manera integral y corresponsable", expresa la Cancillería en un comunicado.