Decisión Libre 2015

TSE fija padrón electoral en 7 millones 556 mil votantes

El jefe del Departamento de Inscripción de Ciudadanos y Elaboración de Padrones (Dicep), del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Leonel Escobar, informó que siete millones 556 mil 873 guatemaltecos están aptos para ir a las urnas el próximo 6 de septiembre.

Por Manuel Hernández

El TSE fijó el padrón electoral en 7 millones 556 mil votantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El TSE fijó el padrón electoral en 7 millones 556 mil votantes. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

De ellos, cuatro millones 74 mil 450 son mujeres, y tres millones 482 mil 423 son hombres. La diferencia entre ambos es de 592 mil 27.

En relación con el proceso anterior, 216 mil 32 personas más se registraron, pero fueron excluidas 752 mil 106 personas porque no cuentan con documento personal de identificación (DPI) y por pertenecer a las fuerzas de seguridad del Estado.

Mientras los adultos comprendidos entre los 18 a 35 años suman el 46.16 por ciento del padrón, quienes superan los 36 años son el 53.84 por ciento.

Escobar informó que los departamentos con mayor número de ciudadanos inscritos son Guatemala, Huehuetenango, San Marcos, Alta Verapaz, Quetzaltenango, Quiché y Escuintla, que forman el 60 por ciento del padrón electoral.





Falta de interés

Óscar Vásquez, director de Acción Ciudadana e integrante de Mirador Electoral, indicó que a su parecer no hay mucho interés de la ciudadanía por empadronarse, debido a los distintos hechos de corrupción que se han reportado este año.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que hubo más de 700 mil personas depuradas porque no hicieron el trámite de la cédula a DPI.

“Entre las personas que fueron excluidas por no cambiar la cédula por el DPI se encuentran muchos migrantes que están en su mayoría en EE. UU., pero por otra parte están los ciudadanos que todavía no les ha motivado hacer el cambio de documento o que tienen problemas con su nombre”, manifestó Vásquez.

Jahir Dabroy, politólogo de la Universidad de San Carlos, indicó que el padrón electoral siempre tiene un incremento del 5 por ciento de una elección a otra.

“Se debe señalar que el padrón electoral ha mantenido una tendencia de crecimiento que se puede definir como normal”, expuso Dabroy.





Beneficiarias

Vásquez señaló que el incremento de las mujeres en el padrón se debe a que debían estar registradas para obtener beneficios sociales, por lo cual se marcó un incremento en el gobierno de la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE).

“Respecto de que hubo un 56 por ciento de mujeres empadronadas, eso refleja un dato muy bueno para el país, sobre todo los temas de atraso que tenemos en participación a ese sector. Sin embargo, el fenómeno de que haya más registradas comienza en el gobierno de la UNE, debido que para ser beneficiarias de los programas sociales se les exigía que se empadronaran. Esto siguió con el actual gobierno”, refirió Vásquez.

En tanto, Dabroy considera que es normal el registro de féminas en el padrón, debido a que en Latinoamérica se reportan más mujeres que hombres, y Guatemala no es la excepción.

“Entre un 52 y 56 por ciento de las poblaciones de cada uno de los Estados son mujeres, y lo otro es que ha habido una tasa de empadronamiento desde 1995 y está vinculada a varios factores, donde el tema educativo es importante para que las mujeres se registren. A la par está la práctica de los partidos con las relaciones clientelares, donde otorgan beneficios a cambio de estar empadronados y todo incide”, manifestó Dabroy.





Llamado a votación

A partir de ahora corresponde al TSE la divulgación de los centros y mesas de votación para que los ciudadanos estén informados y acudan a las urnas el próximo 6 de septiembre.

Otro de los puntos a los que el TSE debe apostar es a una campaña de llamado al voto y con ello evitar el abstencionismo, tomando en cuenta la coyuntura que vive el país, donde los ciudadanos no están interesados en acudir a las urnas.

El reto del TSE para este año es superar el 69.38 por ciento de participación que hubo en la primera vuelta de comicios generales, y el 60.83 por ciento de participación ciudadana en la segunda vuelta, ambas del 2011.