Política

Cinco diputados son los reconocidos como posibles candidatos para presidir el Congreso

El fuerte desgaste que ha sufrido el Congreso en los últimos meses, derivado de una serie de decisiones que han generado descontento popular, como haber protegido al mandatario Jimmy Morales de un antejuicio e intentado aprobar leyes que procuraban impunidad, ha hecho que la discusión para elegir al próximo presidente de ese organismo sea bastante hermética entre los parlamentarios.

Por Carlos Álvarez / Guatemala

Según la Ley Orgánica del Legislativo, desde el pasado 13 de octubre el Congreso ya está habilitado para que los diputados elijan a la junta directiva del próximo año; sin embargo, y contrario a otras ocasiones, poco o nada se ha discutido abiertamente.

Pese a esto, legisladores de varias bancadas han señalado a cinco posibles candidatos para dirigir el destino de ese organismo: Boris España, de Movimiento Reformador; Manuel Conde, del Partido de Avanzada Nacional; Óscar Chinchilla, de Compromiso, Renovación y Orden; Felipe Alejos, de Todos; y Javier Hernández  Franco, del oficialista Frente de Convergencia Nacional.

Prensa Libre entrevistó a los cinco diputados y cada uno  habló sobre la posibilidad de dirigir el Congreso.

Lo reconocen

Boris España reconoció que tiene interés en ser candidato a la presidencia del Congreso.

El legislador indicó que de llegar a presidir ese organismo propondría fortalecer el Congreso con transparencia y rendición de cuentas, promover un acercamiento y relación con el Ejecutivo y partidos políticos; buscar consensos entre bancadas, así como procurar mejorar y fortalecer las  relaciones con instituciones como el Ministerio Público y la sociedad civil.

España aseveró que hay cabildeos con otras bancadas y parlamentarios, pero que si un bloque no quiere ser parte de la Junta Directiva no debe ser excluido más adelante, pues esa es la madurez política que se quiere demostrar.

Manuel Conde confirmó que considera su candidatura para la presidencia del Congreso.

Indicó que busca ser un factor de unidad en el Congreso, tener una planilla plural y representativa y que “tendría como  prioridad fortalecer al estado nacional republicano”.

El parlamentario explicó que sería un gran logro que en la junta directiva que presida se tuviera la representación de nueve partidos políticos y consolidar así el fortalecimiento institucional.

“Lo que he propuesto es identificar qué necesita el Congreso y luego se debe pensar en las personas que permitirían alcanzar esos objetivos. Siempre se ha hecho al revés”, afirmó el legislador, quien destacó que son necesarios la unidad, consensos y respeto a las diferencias; por ello  se hacen cabildeos para conseguir apoyo.

En análisis

Óscar Chinchilla, actual presidente del Congreso, indicó que por ahora no piensa buscar la reelección, pues su atención está centrada en que avance la agenda legislativa.

“No he tenido pláticas con mi bancada. Mi interés ha sido avanzar con la agenda legislativa. No tengo en mente aún el tema”, aseveró Chinchilla.

El presidente del Congreso indicó que para la discusión con su bancada respecto de una candidatura  no hay un tiempo definido.

“Si hay otras opciones y si tienen los votos, pues podrían proponer a los candidatos que tienen. Yo debo tomar tiempo y analizar. Recalco, es más importante avanzar en la agenda”, aseveró.

El oficialista Javier Hernández Franco señaló que “todos los diputados desearían ser presidentes del Legislativo” y aseguró que no ha conversado con su bancada sobre esa posibilidad, razón por la cual tampoco ha hecho negociaciones.

“Como aún no he discutido con mi bancada, no puedo hablar de planes de trabajo, aunque considero que quien vaya a ser el presidente deberá tomar un eje, como las demandas sociales”, afirmó.

Hernández Franco indicó que llegará el momento en  que lo platiquen  como bancada, pues algunos diputados sí consideran que debe competir por la presidencia del Congreso.

Felipe Alejos comentó que agradece que los demás diputados vean en él una opción para presidir el Congreso, pero que no está interesado en ser presidente de ese organismo en este momento, aunque indicó que sí se podrían buscar espacios para su partido en la junta directiva del 2018.

Boris Roberto España Cáceres

Ingresó al Congreso en el 2012, como representante del distrito de Chiquimula, y fue electo por el extinto Partido Patriota.

En el 2015 fue reelecto por ese partido, luego renunció y se unió al MR, al que también renunció. España no votó en el denominado Pacto de Corruptos.

Manuel Eduardo Conde Orellana

Fue electo por el distrito central con el PAN. Participó en las negociaciones de paz en Colombia, como interlocutor entre el Ejército, la academia, sectores políticos, sociales y grupos cercanos a las Farc.

Conde se reservó el voto en el Pacto de Corruptos, el 13 de septiembre.

Óscar Estuardo Chinchilla Guzmán

Es el actual presidente del Congreso. Fue electo por el distrito central con el partido Creo.Ha ocupado varios cargos en el sector público, como concejal de Guatemala y superintendente de Telecomunicaciones. Tampoco votó en el Pacto de Corruptos.

Javier Alfonso Hernández Franco

Fue electo por el Listado Nacional para representar al oficialista FCN-Nación junto a su padre, Javier Alfonso Hernández Ovalle. Desde que ingresó al Congreso ha sido  jefe de su bancada.

Lideró el  Pacto de Corruptos y promovió que Jimmy Morales mantuviera el antejuicio.

Felipe Alejos Lorenzana

Es el primer vicepresidente del Congreso. Llegó en el  2012, electo por la UNE, luego se declaró independiente y en 2015 logró la reelección con Todos. Fue cónsul de Guatemala en Miami.

El 13 de septiembre  votó a favor del Pacto de Corruptos.