Política

Cobertura y Calidad, los mayores retos del Mineduc

La cartera educativa, la más grande dependencia del Ejecutiva, y con el mayor presupuesto, enfrenta este 2016 la escolarización de más de 3 millones 130 mil estudiantes, además de problemas de infraestructura, falta de personal y baja calidad educativa.

Por Alex F. Rojas

El Ministerio de Educación tiene una asignación de más de Q12 mil millones para 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
El Ministerio de Educación tiene una asignación de más de Q12 mil millones para 2016. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

El Ministerio de Educación, fundado en 1872 como Ministerio de Instrucción Pública, bajo la presidencia del General Miguel García Granados, tuvo como primer ministro a José Miguel Vasconcelos.

Desde 1875, Guatemala cuenta con educación primaria gratuita obligatoria. Actualmente tiene presencia en los 338 municipios y un cuerpo docente que rebasa los 100 mil maestros, en nivel primario, básico y diversificado.

Actualmente el Ministerio de Educación tiene su sede en el edificio construido en 1897 en la administración de José María Reina Barrios, para albergar la Primera Feria Centroamericana, también funcionó como asilo de convalecientes y desde 1997 resguarda las dependencias administrativas de la cartera educativa.

En septiembre de 2012, el Mineduc logró modificar la formación docente, contra la resistencia de un grupo de estudiantes y maestros, y junto a la Universidad de San Carlos abrieron la carrera de magisterio primaria en la universidad estatal, fijando una preparación previa a nivel diversificado en las antiguas Escuelas Normales.

Mineduc.jpg

El presupuesto asignado para 2016 es de más de Q12 mil 892 millones, siempre con el reto de elevar la cobertura y calidad educativa. El último estudio reveló que solo 2 de cada 10 estudiantes de nivel primario alcanzan el logro de matemáticas y menos de 5 la comprensión lectora.

El ministro que entrega el cargo es Rubén Alfonso Ramírez, que lo recibió de Cynthia Del Águila en 2015, luego de que ella presentara su renuncia por discrepancias con la administración del todavía presidente Otto Pérez Molina.