Política

Ejecutivo libera gasto de ministerios

En medio de una discusión sobre  una reforma tributaria, el Ejecutivo deja sin efecto las normas de control y contención del gasto.

Por Urías Gamarro

Los ingresos extraordinarios cobrados por la SAT, en este año suman Q2 mil 121.3 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Los ingresos extraordinarios cobrados por la SAT, en este año suman Q2 mil 121.3 millones. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Ejecutivo deja de aplicar métodos de control y contención del gasto  que implementó en febrero pasado, las razones: ahorro y recaudación extraordinaria.

El monto de ingresos extraordinarios cobrados hasta el 31 de julio pasado     suman  Q2 mil 121.3 millones, de los cuales Q1 mil 400 millones, es decir el 65 por ciento, han sido  recaudados por la vía judicial, desde el 6 de mayo cuando  empezó la ofensiva de intervenciones  a empresas que solicitó la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) a diferentes juzgados  por adeudos tributarios luego de años de proceso de cobranza.

Por la vía administrativa la SAT   logró recaudar otros  Q721.3 millones.   De este monto,  el 48%, o sea  Q350.8 millones, provienen por la Gestión de Omisos, que consiste en que    los contribuyentes incumplieron alguna obligación tributaria, pero que de manera voluntaria se presentan a liquidar.

Ahorro millonario

A la inusual recaudación, el Ministerio de Finanzas (Minfin) suma Q1 mil millones como ahorro logrado durante el primer semestre, debido a la contención del gasto decretada por el presidente  Jimmy Morales.

El mandatario firmó un oficio  en el que   ordena ahora liberar el gasto público a las diferentes entidades y  mantiene como “obligatorias” cinco medidas para la eficiencia y calidad del gasto público.

Una de ellas  es  la contratación de  nuevo  personal a quien lo amerite siempre que tenga fuente de financiamiento.

El presidente ordena   reducir los gastos administrativos y concentrarse en aquellos que sean primarios. 

También dice:  “No se podrá llevar a cabo  la negociación de pactos colectivos o negociación de bonos con los trabajadores del sector público”.

El aviso también  establece  la adquisición  de vehículos y remodelación de oficinas de los ministerios y otras dependencias, para lo cual deberán  contar con una opinión de la Dirección Técnica del Presupuesto (DTP) del Minfin.

La consulta no aplicará para la compra de auto patrullas y ambulancias de parte de Gobernación y Salud, así como la obtención  de nuevos uniformes para la fuerza de seguridad pública.

Recursos

La liquidez en las finanzas públicas también se ve nutrida por  la reciente  venta de bonos del Tesoro —local y exterior— por más de Q10 mil millones.

Incluso el Minfin confirmó que en julio último se liquidó la deuda  reconocida del 2015 —devengado no pagado—   por Q1 mil 49 millones  y que el saldo al 6 de agosto es  de Q100 millones.

Víctor Martínez, viceministro de Finanzas, explicó que por ahora el único bono que se autorizó fue para dignificar a los agentes de de la Policía Nacional Civil (PNC) por Q700.

La prestación, que se hizo efectiva en julio,   pasó de  Q1 mil 100 a Q1 mil 800 mensuales, y será permanente para los más de   33 mil efectivos.

La fuente de financiamiento para cubrir dicho pago para el resto del  año, dijo el funcionario,  es del ahorro de la contención en el primer semestre.

Mario René Álvarez, viceministro administrativo  de Gobernación, indicó que para  el segundo semestre el pago para cubrir el  bono es de Q127 millones,  dinero que  ya se encuentra en reserva.

El Estado ahora cuenta con  recursos en la caja fiscal, lo cual se espera que acelere la inversión estatal, que ha mantenido una  lenta ejecución en los primeros seis meses.  El efecto de la contención del gasto habría sido una paralización de algunos sectores de la  economía ante la ausencia de compras de bienes y servicios.

Elevan la cuota

El Minfin realizó el aviso a las entidades públicas en junio sobre la liberación de las restricciones  al gasto.  

En julio,  la ejecución mensual fue de Q6 mil 525.9, un  11% más  con respecto al mismo período del año anterior, cuando el monto fue de Q5 mil 881.7 millones, una  diferencia de  Q664.2 millones.  El crecimiento mayor se observa en la comparación intermensual entre junio y julio. 

En julio el Estado gastó 21% o sea Q1 mil 15 millones más que el mes anterior.

Martínez explicó que la programación  de fondos será cuatrimestral y ya no mensual, como venía ocurriendo para controlar el gasto contra la  recaudación  real.

“Entramos en una dinámica de gasto, que esperamos reactive la economía, así como mayor apoyo financiero con enfoque para Salud, Educación y el Sistema Penitenciario”, indicó.  

Voluntad de pago

Abel Cruz, intendente de recaudación de la SAT, expuso que desde mayo, cuando   empezaron  las intervenciones a varias empresas por adeudos,  los contribuyentes se  “acercaron” de manera voluntaria   para ponerse al día en omisos fiscales y  otras inconsistencias detectadas, que el Código Tributario   permite.

El intendente señaló que se intensificaron los avisos a los contribuyentes que el sistema detecta  para facilitar el pago de impuestos.

Miler Estrada, consultor   tributario, afirmó que “el mensaje de las intervenciones  ha sido efectiva para mejorar la recaudación extraordinaria, por lo que considera que se van ha mantener con esa medida”, subrayó.

Jonathan Menkos, director del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales y David Casasola del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, afirmaron que el reto del Gobierno  ahora es demostrar transparencia, calidad del gasto y rendición de cuentas, sobre  todo porque habla de una mesa para el  diálogo fiscal.

Falta de inversión afectó 

La práctica de  contención del Gobierno, provocó que  el gasto en la   Administración Pública no tuviera un dinamismo en la economía  y reportara una caída de 8.1% durante el primer trimestre del año (enero, febrero y marzo), según la medición del PIB del Banco de Guatemala.

La falta de inversión pública, impactó en la producción nacional, señala el documento.

El gasto público es un demandante de bienes y servicios  y al no inyectarse recursos genera un efecto de contracción  en los productores y consumidores.

El documento, refiere que en los renglones de gasto por parte de la Administración Central, donde hubo  disminución fue  en alimentos, útiles  escolares  y  culturales,  mantenimiento  y  reparación  de  bienes  nacionales  de  uso  común,  servicios  médico-sanitarios,  servicios  de  vigilancia,  combustibles  y  lubricantes, servicios de informática.

El gasto del Gobierno Central, tiene una participación del 11.6% en el PIB.

Debido a la contención, además del impacto económico, las personas  recibieron una mala  atención y calidad de servicios por parte del Gobierno.

Insumos escolares 

En  la compra de insumos, textos, refacción y subsidio al transporte escolar, se enfocará el  gasto del Ministerio de Educación para el siguiente semestre.

Óscar Hugo López, ministro de Educación, afirmó que  el 90% del financiamiento que reciben se destina para el gasto de salarios a los maestros.

“La inversión en infraestructura es baja, pero necesitamos ampliarla”, dijo.

Programas agrícolas

Atención  a la agricultura familiar, desarrollo sostenible de los recursos naturales y apoyo a la productividad y competitividad agropecuaria e hidrobiológica es la prioridad del Ministerio de Agricultura.

Para esto es necesario un financiamiento de Q393 millones que están pendientes de ejecutar, dijo Mario Méndez, ministro de Agricultura. 

Esto es parte del  Gran Plan Nacional Agropecuario, explicó el funcionario.

Prioridad la PNC

Compra de combustible, lubricantes y repuestos para las autopatrullas de la Policía Nacional Civil, así como el pago de arrendamientos, es la  prioridad del Ministerio de Gobernación, dijo el viceministro Mario René Álvarez. 

También darán  prioridad al equipamiento.

El funcionario, explicó que dentro de la política de contención del gasto, no se incluyó a ese ministerio, por ser un eje estratégico.