Política

Amnistía fiscal, una práctica recurrente en el gobierno

El presidente Jimmy Morales reactivó 35 meses después de la última amnistía fiscal (otorgada por el Partido Patriota) la exoneración de intereses, multas y recargos a los contribuyentes que tienen asuntos pendientes con el fisco.

Por Urias Gamarro / Guatemala

Archivado en:

Defraudación aduanera SAT
Acción del Gobierno   ayudaría a mejorar la recaudación, pero también   dañaría la moral tributaria de quienes cumplieron. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)
Acción del Gobierno   ayudaría a mejorar la recaudación, pero también   dañaría la moral tributaria de quienes cumplieron. (Foto Prensa LIbre: Hemeroteca PL)

En  los últimos años,  los gobiernos han recurrido a esta práctica con el objetivo de  mejorar la recaudación. 

La última exoneración fue avalada  el 12 de junio del 2014 por  el entonces presidente Otto Pérez Molina, por medio del acuerdo 174-2014, y se recaudaron Q583.2  millones, según  la Superintendecia de Administración Tributaria (SAT).  

Un año antes,  también se emitió el  acuerdo  257-2013, que otorgó  amnistía. En ese entonces la recuperación de impuestos fue de Q330.9 millones.

Durante esa administración, la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala  y el Ministerio Público dieron a conocer el caso La Línea, que involucró a Pérez  y a su  vicepresidenta Roxana Baldetti como los líderes de una estructura paralela en el servicio aduanero.

Álvaro Colom (administración 2008-2012) otorgó  exoneración por medio del acuerdo gubernativo 2046 y la recaudación fue de Q705.7 millones.

El actual ministro de Finanzas, Julio Héctor Estrada, y Francisco Solórzano Foppa, jefe de la SAT, prefirieron no dar a conocer el potencial de recaudo por  esta amnistía, que cobrará vigencia  el 20 de mayo próximo.

“No queremos generar expectativas de la recuperación de la cartera”, afirmó Solórzano.

¿Quiénes deben?

El total de  tributantes con  omisos es de 683 mil 580,   de los cuales  469 mil 829  son pequeños contribuyentes del IVA,  que representan el 68.7%.

Los pequeños contribuyentes son aquellos que venden menos de Q150 mil por año, por lo que los valores no pagados representan la minoría.

Los grandes contribuyentes son los que tienen el mayor monto de adeudos, que se encuentran en el ISR (impuesto sobre la renta), régimen sobre utilidades y que han sido intervenidos por la SAT por solicitud de  juzgados. En ese régimen se encuentran 42 mil contribuyentes, que representan el 6%.  

La cantidad de declaraciones omisas, es decir quienes no han presentado los reportes a la SAT, es  de 16 millones.

“Los contribuyentes que tienen omisos están bloqueados en el sistema, por lo que no pueden hacer ningún tipo de transacción que tenga que ver con el tema fiscal”, afirmó Estrada.

En el caso del impuesto sobre circulación de vehículos (ISCV), están pendientes de liquidar 584 mil 712 automovilistas.

Alejandro Barreda, del sector de importadores, explicó que una buena cantidad de  socios   tienen   bloqueado el número de identificación tributaria (NIT) en la SAT porque  dueños de los vehículos no han pagado el ISCV y está a su nombre.