Política

Entidades señalan obstáculos en adquisiciones

Falta de capacitación y reglamento, no contar con precios de referencia y dudas en la forma como se contratarán o renovarán los arrendamientos son algunos obstáculos que señalan entidades gubernamentales, luego de que en diciembre del 2015 entraron en vigencia las reformas a la Ley de Contrataciones del Estado.

Por Manuel Hernández

Entre bloqueos parlamentarios y bajo presión social, el Congreso aprobó, el 17 de noviembre de 2015,  las reformas a la Ley de Contrataciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)
Entre bloqueos parlamentarios y bajo presión social, el Congreso aprobó, el 17 de noviembre de 2015,  las reformas a la Ley de Contrataciones. (Foto Prensa Libre: HemerotecaPL)

Cinco meses después de que la normativa cobró vigencia, varias dependencias del Estado afrontan problemas para adquirir bienes y servicios, por lo que promueven nuevos cambios.

El presidente de la Asociación Nacional de Municipalidades (Anam), Edwin Escobar, indicó que en mayo expuso a la comisión de Finanzas del Legislativo los problemas que les representa la Ley de Contrataciones, por lo que se han sugerido nuevas modificaciones. El proyecto también se le entregó al contralor general de Cuentas y a la ministra de Finanzas.

“Principalmente, el problema que tenemos es que por la premura que hubo de echarla a andar, hasta el día de hoy no cuenta con reglamento, con formularios, precios de referencia y el funcionamiento de algunos aspectos en Guatecompras”, refirió Escobar.

El secretario de Política Criminal del Ministerio Público (MP), Rootman Pérez, señaló que esta institución afronta los mismos problemas de entidades del Estado, debido a los obstáculos para adquirir insumos, desde la compra de papel higiénico hasta tinta para impresoras.

“El primer inconveniente es que no se puede implementar la subasta inversa, porque aunque no están definidos los precios de mercado, la Ley le da la función al Instituto Nacional de Estadística (INE), pero este no tiene la capacidad de implementarlo”, expuso Pérez.

El funcionario del MP informó que otro de los inconvenientes está relacionado con los arrendamientos, debido a que solo se podrán prorrogar en dos ocasiones, y el MP, por las mismas limitaciones presupuestarias, no puede adquirir inmuebles.

“En los eventos en que por alguna dificultad técnica no pueda hacer la adjudicación de un bien y un servicio, como los de telefonía, sería indispensable poder contar con mecanismos que garanticen las prórrogas como una solución para que la institución no carezca de estos servicios”, añadió Pérez.

Golpea a hospitales

El vocero de la cartera de Salud, Édgar Arana, coincide con Escobar y Pérez al manifestar que han existido retrasos en la adquisición de medicamentos e insumos hospitalarios, debido a la falta de reglamento, lo que generó desabastecimiento en un momento.

Agregó: “El problema que se está enfrentando es que no hay facilidad para poder adquirir insumos. Ante la demanda que se tiene por parte de la población, se ha estado trabajando en la Comisión de Salud y de Finanzas del Congreso y la Contraloría, para poder agilizar las compras”.

Modificarán norma

Ante los problemas que se han suscitado, el vicepresidente Jafeth Cabrera manifestó que se pretende hacer nuevas reformas a la Ley de Contrataciones, ya que la actual no permite flexibilidad en las compras.

“Un ejemplo es que en la subasta inversa se había planteado que se necesitaban tres compañías para poder ofertar, y en la cuestión de gases para medicinas, que son necesarios para las operaciones, no se puede hacer porque solo hay dos empresas. Estamos tratando de que se abran los espacios en la Ley de Contrataciones y así poder hacer las adquisiciones”, dijo Cabrera.

La diputada Nineth Montenegro, jefa de la bancada de Encuentro por Guatemala, confirmó que desde hace dos semanas se empezó a plantear una reforma a la Ley de Contrataciones, pero hizo la salvedad de que se debe hacer sobre los tiempos, como las prórrogas de los contratos abiertos, o la reducción del tiempo para implementar la subasta inversa y arrendamientos.

“Hay muchas personas que malintencionadamente no han querido aplicar la Ley. Le pongo el ejemplo del Ministerio de Salud. Ellos sabían que desde enero se iba a vencer el contrato de gases y no levantaron una licitación, hasta ahora. Hay quienes quieren tener el chorro abierto para seguir fraccionando porque era su modo de vida”, señaló la diputada.

Causó problemas

Irene Flores, del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales, señaló que en un muestreo se detectaron problemas de tipo operativo al intentar implementar los procesos de compra bajo las condiciones de la nueva ley.

“Entre los principales problemas está el sector de salud, que tiene conflicto para adquirir medicamentos, y la subasta inversa no se puede implementar. El sector de obra pública también tiene problemas para hacer contrataciones, así como la integración de las juntas receptoras”, dijo Flores.

El presidente de Acción Ciudadana (AC), Manfredo Marroquín, considera que es necesario hacer cambios para corregir algunos errores que quedaron en la normativa que está vigente.

“Sí hay necesidad de hacer algunos ajustes, pero son menores. Pero en muchas de las reformas que se hablan y que ha exigido la Anam no tienen argumentación, porque lo que trata todo mundo es seguir haciendo compras directas sin ningún control; las modificaciones serían para acelerar y agilizar las adquisiciones”, dijo Marroquín.

El presidente de AC señaló que la mayoría de instituciones se acostumbraron a comprar de manera directa por lo que ya no planifican, y lo que quieren es seguir en esa posición cómoda,

“La Alianza por la Transparencia ve necesaria las modificaciones de algunos artículos que quedaron mal hechos en la reforma, pero definitivamente no estamos a favor de que se dé luz verde a seguir comprando de manera directa, sin control”, refirió.

Sin planificación

Walter Figueroa, del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, considera que no es necesaria la reforma a la Ley de Contrataciones, y que las dificultades que existen para contratar bienes y servicios se deben a la falta de planificación.

“El año pasado, el entonces presidente electo no hizo un proceso de transición, y lo que resulta es que ese proceso de acomodamiento del primer año de la administración puede ser más difícil, y aparte, otro de los problemas es la no planificación de las compras”, resaltó Figueroa.

Aprueban reformas

Una de las causas por las que la Ley de Contrataciones del Estado fue modificada el año pasado fueron los actos de corrupción que se documentaron durante el 2015, en los que estaban involucrados funcionarios.

El anterior Congreso actuó bajo la presión popular y por ello endureció la ley sin evaluar posibles inconvenientes. Esta semana podrían ser conocidos los nuevos cambios.