Política

Organización internacional pide suspender al Congreso de Guatemala

Tras el intento del Congreso de favorecer la corrupción con la reforma al Código Penal, siguen las repercusiones internacionales. La Organización Transparencia Internacional (TI), encargada de publicar el índice de percepción de corrupción, pidió que se suspenda al Congreso de Guatemala de actividades de otros organismos internacionales.

Por Roni Pocón

Diputados del Congreso durante la sesión del 13 de septiembre cuando intentaron reformar el Código Penal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Diputados del Congreso durante la sesión del 13 de septiembre cuando intentaron reformar el Código Penal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La organización TI, que es una red global contra la corrupción, emitió un pronunciamiento para rechazar el actuar del Congreso de Guatemala por el intento de reformar el Código Penal. TI señala que fue evidente la intención del Congreso de “garantizar la impunidad, debilitar la justicia y darle un fuerte golpe a la lucha contra la corrupción”, expresa el comunicado.

TI anunció públicamente que pedirá la suspensión del Congreso de la República de Guatemala de los foros parlamentarios regionales y globales, entre ellos, el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) y Unión Interparlamentaria (IPU), hasta que el Organismo Legislativo muestre compromisos claros para que ese tipo de situaciones no vuelvan a ocurrir.

“Los diputados tomaron partido a favor de la corrupción y eso es una ofensa contra el pueblo de Guatemala y un ataque a la labor del sistema de justicia”, dijo José Ugaz, presidente de TI.

TI es una organización mundial no gubernamental con sede en Berlín, Alemania, que promueve buenas prácticas a favor de la transparencia y la lucha y sanciones contra la corrupción. TI publica anualmente un informe con el Índice de Percepción de Corrupción, una evaluación hecha a los 70 países en donde opera.

El Índice de Percepción de Corrupción de TI, en conjunto con índice de corrupción del Banco Mundial, son las fuentes más consultadas para conocer los niveles de corrupción en los países.

El pronunciamiento de TI reconoce los avances de Guatemala en investigación penal de delitos de corrupción, pero califica de “leves” los resultados en temas de sanciones y que aún están por verse. Además, insta a la sociedad guatemalteca a seguirse manifestando pacíficamente en contra de la corrupción.

Repercusiones

Para Manfredo Marroquín, presidente de Acción Ciudadana, las acciones del Congreso han puesto una alarma a nivel internacional por la intención de “agenciar la impunidad”, y la solicitud que hará TI para que el Congreso guatemalteco sea suspendido de IPU y Parlatino, es positiva, porque pedirá que no se invite a los diputados de Guatemala, hasta que no haya un compromiso para dejar de legislar en contra del desarrollo democrático.

“Ellos -los diputados- tienen que entender que no pueden ser parte de una comunidad internacional civilizada, democrática, si ellos no actúan consecuencia por los principios de un Estado democrático. Es un llamado para que entiendan que no son impunes en su forma de legislar”, dijo Marroquín.

A criterio de Marroquín en el próximo informe de corrupción el país irá en picada a la baja en la calificación. “Este nuevo gobierno en lugar de superar la barrera alta que ya había del gobierno anterior en términos de corrupción, simplemente la está elevando más. Es lamentable que sigamos con gobiernos completamente ineptos y comprometidos con negocios ilícitos y seguramente eso se va reflejar en los índices de este año”, dijo Marroquín.

La mala calificación en términos de corrupción tendría más impacto en temas económicos, según Marroquín, quien asegura que los países con altos índices de corrupción no son atractivos para las inversionistas, mayormente cuando se amparan delitos que afectan las actividades comerciales.

“En lugar de apoyar al inversionista se apoya al extorsionista y al ladrón”, puntualizó Marroquín. Además, destacó que las consecuencias en temas de imagen serán nefastas y que es probable que otras entidades internacionales se sumen a la denuncia que en Guatemala podría existir un plan para mantener un régimen de impunidad.