Quetzaltenango

Migrante impulsa nuevos  sabores

Luis Alberto Trujillo Domínguez viajó hace 25 años de Coatepeque, Quetzaltenango,  a Tapachula, Chiapas, México, en busca de mejorar su calidad de vida, y hoy    es propietario  de tres ventas de pollo asado, en las que ha impulsado nuevos sabores, con los que se ha ganado la aceptación de los clientes.

Por Édgar Octavio Girón / Quetzaltenango

Limón, naranja y piña son los ingredientes de las fórmulas que utiliza Luis Trujillo en sus asados. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón)
Limón, naranja y piña son los ingredientes de las fórmulas que utiliza Luis Trujillo en sus asados. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón)

Trujillo salió de Coatepeque  cuando tenía 15 años. En aquella época, su mamá, Milvia Yolanda Domínguez, vendía aguas gaseosas y dulces para mantener a sus tres hijos, quienes  la ayudaban en el negocio.

Trujillo explicó que  desde  niño notó que a ese ritmo las condiciones económicas de su familia no cambiarían de forma satisfactoria, por lo que decidió emprender  el viaje a México, en donde  a lo largo de los años  incursionó en diferentes actividades productivas en busca de fundar su propio negocio.

En el 2000, Trujillo abrió su  primer local de venta de alimentos, el cual se especializó en asados y que nombró  Pollo Loco de su amigo May, en donde él mismo supervisa que la calidad  del servicio y el sabor de sus productos sean los adecuados.

En aquella ciudad funcionan tres restaurantes de su propiedad, donde sus clientes degustan asados de pollo y costilla de cerdo.

El guatemalteco atribuye su éxito a  las fórmulas y sabores que introdujo en la cocina, como asados con baños de limón, naranja y piña.

“Logré llegar a Tapachula y no fue fácil, porque no tenía documentos migratorios. La situación se volvió difícil, pero fortalecido en mis sueños comencé a luchar”, dijo.



Pollo Loco de su amigo May funciona desde hace 15 años en Tapachula y ya cuenta con tres sucursales. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón)
Pollo Loco de su amigo May funciona desde hace 15 años en Tapachula y ya cuenta con tres sucursales. (Foto Prensa Libre: Édgar Girón)


Apoya el deporte

Aparte de su proyección empresarial, Trujillo  fundó hace tres años la liga de futbol  conocida  como Los campeones del May, con categorías libre para  hombre y  mujeres,  veteranos y futbol sala.

Actualmente la liga tiene 200 equipos y más de tres mil deportistas, actividad que le permitió incrementar su popularidad.