Sololateco funda academia de música en EE. UU.

Juan Tziquín, originario de Chiricalbal, Nahualá, Sololá, migró de manera ilegal a Estados Unidos, en el 2003, con la esperanza de convertirse en un profesional y mejorar su calidad de vida, y 12 años después, destaca como maestro de música en su propia academia, en Los Ángeles, California.

Por Omar Méndez / Sololá

Juan Tziquín muestra sus habilidades con el bajo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Juan Tziquín muestra sus habilidades con el bajo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Tziquín recuerda que cuando salió de Guatemala lo hizo con la intención de forjarse un mejor futuro, y que antes de fundar su academia de música tuvo que trabajar en diferentes actividades para costear sus estudios.

Cuenta que en el 2010 fundó lo que para él era un sueño: la Escuela de Música de MAC, en la cual forma a jóvenes latinos que sueñan con ser artistas. El número de estudiantes crece cada año.

“No fue fácil porque no conté con el apoyo de mi familia, y ninguno de mis parientes es músico. Por eso aprendí con otras personas. Así nació la inspiración de la escuela, para que los que estén enamorados de la música y no cuenten con medios para prepararse tengan un centro de estudios para aprender y alcanzar sus sueños”, comenta Tziquín.

Satisfacción

El músico guatemalteco señala que los obstáculos superados valieron la pena, pues considera que su trabajo contribuye positivamente, porque su centro de estudios musicales también es fuente de empleo para varias personas.



 Juan Tziquín,  junto a sus estudiantes, durante una clase  en la Academia    de MAC, en Los Ángeles, California. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Juan Tziquín, junto a sus estudiantes, durante una clase en la Academia de MAC, en Los Ángeles, California. (Foto Prensa Libre: Cortesía)


“Debido a que no ejecuto a la perfección todos los instrumentos, conmigo trabajan tres personas que también enseñan a los estudiantes. Aprendo acerca de otros instrumentos y cada vez lo disfruto más. Lo importante es la disciplina y hacer lo que a uno le gusta”, asegura el maestro.

Tziquín recuerda con cariño y nostalgia la comunidad donde nació y creció.

“Soy de una aldea muy pequeña de Sololá. La veo en videos que me mandan y me da gusto que mi gente se esté superando”, afirma.

Antes de viajar a Estados Unidos Tziquín trabajó en el campo, al lado de su padre, y luego se trasladó a Quetzaltenango, donde se empleó durante varios años en una empresa de textiles.

Datos Relevantes

Además de enseñar música, Juan Tziquín efectúa otras actividades.

  • Durante su  estadía en Quetzaltenango aprendió  corte y confección.
  • Toca el  bajo en varias agrupaciones musicales.
  • Además, comparte su tiempo con su hija de 8 años, pues la madre abandonó Estados Unidos.