Sucesos

Así viven socorristas la búsqueda de avioneta desaparecida

Sed, hambre y cansancio viven los bomberos durante la búsqueda de la avioneta que desapareció el pasado jueves en el volcán de Agua.

Por Renato Melgar y Willian Cumes

Un socorrista se alimenta con lo que recibió de una familia de campesinos. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Un socorrista se alimenta con lo que recibió de una familia de campesinos. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
El cansancio es notable. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
El cansancio es notable. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Un bombero voluntario se rehidrata. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Un bombero voluntario se rehidrata. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Los bomberos descansan para recuperar energías. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Los bomberos descansan para recuperar energías. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Un campesino del lugar los guía. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Un campesino del lugar los guía. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Los rescatistas toman un descanso. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Los rescatistas toman un descanso. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Una familia de campesinos les comparten comida. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Una familia de campesinos les comparten comida. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Socorristas caminan entre el bosque. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Socorristas caminan entre el bosque. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Equipo de Bomberos Voluntarios que realiza la búsqueda. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.
Equipo de Bomberos Voluntarios que realiza la búsqueda. Foto Prensa Libre: Renato Melgar.

Luego de largas caminatas por las veredas se toman un descanso para hidratarse y recupear energías, pero el espíritu altruista los ánima a seguir adelante entre los barrancos del coloso.

Desde horas de la madrugada de este viernes rotomaron la búsqueda de la avioneta matrícula TG-GYVPA-28 que, según Aeronáutica Civil, cayó en el volcán de Agua a eso de las 13.30 horas el pasado jueves.

En medio del bosque, los socorristas recibieron un gesto de solidaridad cuando una familia que cultiva en las faldas del volcán de Agua compartieron comida con ellos.

Los campesinos residen en San Juan Alotenango y suben a atender sus siembras a un sector conocido como Agua Blanca, donde permanecen 15 días y luego descienden.

La brigada de Bomberos Voluntarios que ascendió hasta ese lugar este día no ha recibido ninguna ayuda de alimentos, agua pura u otros insumos por parte de las autoridades.

La exhausta jornada concluyó hoy sin hallar rastros de la aeronave y las labores se retomarán este sábado a primera hora.

En la aeronave que posiblemente se accidentó viajaban el capitán Frener Hernández, piloto instructor, y su alumno Julio Alvarado, según confirmó la Dirección General de Aeronáutica Civil (PNC).