Hemeroteca

Casas solariegas del siglo XIX

La casa Taboada y Asturias desafía el transcurso del tiempo. Su estructura interior data de principios del siglo XIX.

Por Hemeroteca PL

Casa Taboada y Asturias fue construida a principios del siglo XIX. (Foto: Hemeroteca PL)
Casa Taboada y Asturias fue construida a principios del siglo XIX. (Foto: Hemeroteca PL)

Este inmueble ocupado desde 1936, por el Liceo Francés (5a. avenida y 10a. calle, zona 1); con un estilo marcadamente sevillano —evidente en su patio, fuente con jardineras y pileta—, fue construida a finales del siglo XVIII, para el comerciante Ambrosio Rodríguez y Taboada.

Para identificarla se utiliza, todavía, el segundo apellido, porque “es el de mayor abolengo”, junto al de su esposa. Y es que no era solo una residencia, sino también fue bodega para productos importados de España, Perú o México, como vinos,  petates, brocados, telas, sillas de montar, platería e incluso tinte de añil.

Datos de 1806, del albañil Nicolás Monón, refieren que la residencia “se compone de paredes de piedra de mezcla fina, terraplenes, entejados, soteas, el cubo de campana de la cocina, baño, jardín, pilas...”.



Algunos de los inmuebles que aún permanecen en pie, dos siglos después de hacer sido construidos. (Foto: Hemeroteca PL)
Algunos de los inmuebles que aún permanecen en pie, dos siglos después de hacer sido construidos. (Foto: Hemeroteca PL)


En enero de 1821, el recién nombrado capitán general Gabino Gaínza se instaló en uno de los apartamentos de esa casa. Viejo, cansado y sin dinero, Gaínza —que entonces tenía 68 años de edad— rentó uno de los espacios a los Taboada y Asturias, porque ese inmueble era uno de los pocos que ofrecían ciertas comodidades.

No se sabe con certeza, pero posiblemente ocupó la esquina de la actual 5a. avenida y 10a. calle. Por línea de herencia, la casa original le perteneció a María Antonieta de Peyré, quien en 1921 instaló la Alianza Francesa, y en 1936, el Liceo Francés.

Irene Peyré de Asencio, propietaria actual del colegio, explicó que la casa conserva el 90 por ciento de su arquitectura original, por ejemplo la fuente, la pila con lavaderos, la reposadera del patio principal, artesones y cielos falsos de madera.

"Llegarás a quererme", melodía interpretada por la marimba Chapinlandia. (Video: Tomado de You Tube)