Internacional

Acaudalado debe pagar 534 millones de euros por divorcio

El multimillonario ruso Dmitri Rybolovlev deberá pagar a su exmujer, Elena, 564 millones de francos suizos (unos 534 millones de euros) , muy por debajo de los 4 mil millones que le exigía otro tribunal.

Por Ginebra /AFP

Millonario debe pagar millones de euros a su exesposa.
Millonario debe pagar millones de euros a su exesposa.

Según la sentencia en apelación del Tribunal de Justicia de Ginebra, además de los 564 millones, Rybolovlev tiene que cederle a su exmujer dos propiedades en Ginebra.

Esta nueva sentencia rebaja considerablemente los 4 mil millones de francos suizos que un tribunal de primera instancia le había condenado a pagar, en lo que en su momento fue considerado como el divorcio más caro de la historia.

El abogado de Elena Rybolovlev, Marc Bonnant, destacado jurista ginebrino, indicó que apelará ante el Tribunal Federal, la más alta instancia judicial en Suiza.

“La señora Rybolovlev ganó el primer round, perdió parcialmente el segundo, y habrá un tercer round” , declaró.

Los abogados del multimillonario, instalado mientras tanto en Mónaco donde compró el club de futbol local (AS Mónaco de la L1 francesa) , se declararon satisfechos con la sentencia.

Cuestion de fechas

El principal punto de discordia en este divorcio es un problema de fechas para cifrar una parte del valor patrimonial, debido a que un importante paquete de acciones fue transferido a un trust en 2005, y fueron vendidas en 2008 con una enorme plusvalía.

El valor del trust fue calculado en función de su valor en 2005 para el reparto, y no en el de 2008 como pretendía la mujer.

Además, el Tribunal de Apelaciones otorgó la tenencia compartida (autoridad parental en Francia) de la hija menor de la pareja, Anna, de 14 años. En primera instancia la misma había sido concedida a la madre.

La pareja -casada en Chipre, matrimonio que duró 23 años- desde 2008 lucha de manera encarnizada por las condiciones del divorcio. La mujer reclama varios miles de millones de dólares a su exmarido, cuya fortuna está estimada en unos US$9 mil millones.