Internacional

Alpinista muere subiendo el Everest para probar que los veganos son fuertes

Una alpinista australiana falleció en el Everest después de conquistar su cima, a causa del denominado mal de altura, informó la agencia organizadora de expediciones en la montaña más alta del mundo.

Por Katmandú/AFP/EFE

Maria Strydom, alpinista australiana falleció en el Everest después de conquistar su cima.
Maria Strydom, alpinista australiana falleció en el Everest después de conquistar su cima.

La mujer murió por enfermedad de altura mientras subía el "Monte Everest" para probar que "los veganos no tienen imposibles".

La escaladora australiana bajaba del campamento 4 al campamento 3 cuando se sintió mal y murió el sábado, informó a la  AFP  Phurba Sherpa, responsable de la agencia de montañismo local Seven Summit Treks.

“Tras alcanzar la cima ayer [viernes] dijo que se sentía muy débil y que le faltaba energía (...) síntomas de mal de altura”  explicó. “Tenía unos 30 años”  añadió.

La australiana fue identificada como Maria Strydom por un portavoz de la universidad Monash de Melbourne, donde trabajaba.

Semanas antes de su muerte la mujer aseguró a su esposo, quien también se encuentra herido, que escalando el monte acabaría con la creencia de que los veganos son ‘débiles’ y están ‘mal nutridos’.

¿Qué es el veganismo?

  • Según la Real Academia Española, veganismo es actitud consistente en rechazar alimentos o artículos de origen animal. Quienes practican este modo de vida aseguran que es una alternativa ética y sana al consumo y dependencia de esos productos, además afirman que tiene múltiples beneficios no solo personales sino para todo el planeta ya que se respeta a los animales y la naturaleza.

El alpinista holandés Eric Arnold de 36 años, también sufrió los mismos síntomas y murió en el campamento 4 en el macizo, mientras bajaba de la cumbre, explicó Seven Summit Treks, que organizó ambas expediciones.

“Recibimos las noticias de su líder de equipo, Arnold Coster, en el campamento base” , indicó Sherpa.

Era la quinta ocasión en que Arnold, de 35 años, intentaba alcanzar la cumbre de 8.850 metros.

Arnold era uno de los alpinistas que sobrevivió el año pasado a una avalancha en el Everest, tras un gran terremoto.

En los últimos días unos 400 escaladores han conseguido alcanzar la cima del Everest esta temporada, tras dos años consecutivos en los que ocurrieron varios desastres.

Después del terremoto que azotó Nepal en abril del 2015 y causó la muerte a 19 personas al provocar varios aludes en el Everest, las autoridades nepalíes extendieron hasta el 2017 los permisos de aquellos que no pudieron completar su ascenso debido a la tragedia.

En abril del año anterior, una avalancha cerca del campo base causó la muerte a 19 sherpas.

Un montañero mexicano y dos británicos se convirtieron el pasado día 12 en los primeros escaladores extranjeros en coronar el Everest tras las tragedias, un días después de que un grupo de sherpas alcanzase la cima en un ascenso dirigido a despejar el camino para el público.

En el 2014 una avalancha mató a 16 guías nepalíes.

El mal de altura

El mal de altura o de montaña no es otra cosa que la incapacidad de adaptarse a los bajos niveles de oxígeno que hay en lugares muy altos, la BBC cita en un artículo que "no es necesario subir los 8 mil 800 metros del monte Everest" para sufrir este mal.

Los síntomas suelen ser: vómitos, mareos, dolores de cabeza, agotamiento extremo y trastornos del sueño. El padecimiento puede llegar a ser mortal cuando se acumular líquidos en el cerebro y los pulmones.

La BBC cita en el mencionado artículo que "cualquier persona puede estar expuesta al mal de montaña si asciende a un lugar que esté por encima de los 2.500 metros sobre el nivel del mar, aunque se ha afirmado que las personas que habitan en el Tíbet poseen un gen que les permite contrarrestar los efectos de altitudes elevadas".