Internacional

Asaltan a un sobrino del papa Francisco y a su novia en Argentina

José Ignacio Bergoglio, uno de los sobrinos del papa Francisco, sufrió un asalto a la salida de su casa, ubicada en la provincia de Buenos Aires, a manos de un grupo de delincuentes que pretendían robar en el domicilio, según informaron los propios afectados.

Por Buenos Aires/EFE

José Ignacio Bergoglio, sobrino del papa Francisco, da explicaciones a los medios de comunicación. (Foto: TN de Argentina).
José Ignacio Bergoglio, sobrino del papa Francisco, da explicaciones a los medios de comunicación. (Foto: TN de Argentina).

El suceso ocurrió anoche, en la localidad bonaerense de Ituzaingó  (unos 30 kilómetros al oeste de la capital argentina), cuando José Ignacio Bergoglio y su novia, Marina Muro, salían de su vivienda para ir a cenar.

Los delincuentes amenazaron con armas de fuego a la pareja y los obligaron a salir del coche en el que se acababan de subir para registrarlos y quitarles sus pertenencias.

Los criminales tenían la intención de entrar a robar en la casa pero huyeron al ver pasar un coche de Policía.

“A pesar de la fea situación vivida, por este hecho de inseguridad que vivimos hace un par de horas con Marina Muro, quiero agradecer el rápido actuar de la Policía local y bonaerense quienes se personaron casi inmediatamente en nuestra casa”, expresó el sobrino del papa Francisco en su cuenta de la red social Facebook.

Ve las declaraciones del sobrino del papa que recogió la cadena de noticias Tele Noticias. (Youtube).

En declaraciones a los medios locales, Bergoglio detalló que los asaltantes “no fueron violentos ni hubo golpes ni gritos, ni insultos”.

La Policía de Ituzaingó examina las cámaras de seguridad del municipio para determinar el recorrido de huida de los delincuentes y dar con ellos.

El medio TN de Argentina, indicó en su sitio de internet que la esposa de Bergoglio indicó: "Pasamos un momento horrible, nos pararon en la puerta de casa, nos apuntaron con las armas y a José lo hicieron tirar al piso y le pusieron dos armas en la cabeza mientras a mí me apuntaban con otra".

Añadió: "Se querían meter adentro de casa y estaban mis sobrinos chiquitos". Y agregó: "En un descuido de los ladrones, corrimos adentro y nos encerramos todos en una habitación hasta que dejamos de escuchar tiros y llegó la policía".

Bergoglio da gracias a Dios por haber resultado ileso del asalto. (Telefenoticias: Youtube)