Internacional

Atacante de Niza fue reclutado por Estado Islámico, dice tío

El tío del terrorista de Niza que mató a 84 personas al arrollarlos con un camión, reveló que su sobrino fue reclutado por el Estado Islámico.

Por Túnez/AP

Un hombre escupe en el lugar donde Mohamed Lahouaiej Bouhlel cayo muerto, abatido por la Policía en Niza. En el área las personas han lanzado basura y escrito la frase "¡cobarde!". (Foto Prensa Libre: AFP).
Un hombre escupe en el lugar donde Mohamed Lahouaiej Bouhlel cayo muerto, abatido por la Policía en Niza. En el área las personas han lanzado basura y escrito la frase "¡cobarde!". (Foto Prensa Libre: AFP).

Funcionarios franceses no pudieron confirmar el lunes si el atacante, Mohamed Lahouaiyej Bouhlel, tuvo relación con un reclutador argelino y alegaron que la investigación sigue en marcha.

El Estado Islámico reivindicó el ataque del jueves pasado, pero el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo el lunes que por el momento no se encontraron indicios que apunten a que Bouhlel haya tenido relación con una red terrorista en concreto.

El tío del agresor, Sadok Bouhlel, dijo que dados sus problemas familiares —él estaba separado de su esposa y sus tres hijos—, el argelino "encontró una presa fácil en Mohamed".

La rápida radicalización de Bouhlel ha desconcertado a los investigadores. Amigos y familiares aseguran que no era un musulmán practicante. Cazeneuve dijo antes el lunes a la radioemisora RTL que pudo haberse inspirado en los mensajes del grupo pero no tendría que haber estado coordinado con ninguna red.

nice4-1.jpg

"Mohamed no rezaba, no iba a la mezquita y comía carne de cerdo", dijo Sadok Bouhlel, un maestro jubilado de 69 años, desde la localidad natal del agresor, Msaken, en Túnez. Señaló que supo de la existencia del radical argelino por los familiares que viven en Niza.

Sadok está devastado por los actos de su sobrino y no quiere que sea enterrado en Msaken. "Causó dolor a más de 80 familias y manchó la reputación de nuestro pueblo y nuestro país".

Muchos de los fallecidos y heridos eran niños que asistían a una exhibición pirotécnica con sus familias. Cazeneuve informó que 59 personas siguen hospitalizadas tras el ataque del jueves, 29 de ellas en cuidados intensivos, de los 308 heridos en total.

Francia guardó un minuto de silencio el lunes en recuerdo de las víctimas. Miles de personas colmaron el paseo marítimo donde las celebraciones del Día de la Bastilla se convirtieron en tragedia. Entre los asistentes al acto de Niza estaba el primer ministro del país, Manuel Valls, quien fue abucheado a su llegada.

El gobierno socialista del presidente Francois Hollande recibió críticas de la oposición conservadora tras el ataque de la pasada semana en Niza. El expresidente Nicolas Sarkozy acusó al gobierno de implementar malas políticas y de no evitar tres grandes ataques en los últimos 18 meses.



Ciudadanos franceses guardan un minuto de silencio por la muerte de las 84 personas en Niza. (Foto Prensa Libre: AFP).
Ciudadanos franceses guardan un minuto de silencio por la muerte de las 84 personas en Niza. (Foto Prensa Libre: AFP).


Cazeneuve respondió a las acusaciones mencionando una serie de normas y fuerzas policiales auxiliares creadas durante la presidencia de Hollande "para enfrentar una amenaza para la que Francia no estaba preparada" cuando los socialistas asumieron el poder tras la marcha de Sarkozy en 2012.

Tras una reunión extraordinaria de seguridad, el ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian, dijo que las fuerzas francesas que forman parte de la coalición liderada por Estados Unidos alcanzaron objetivos de la milicita radical durante la noche y el sábado. Aviones de guerra franceses participan en el operativo en Irak y, en menor media, en Siria.