Internacional

Autor de balacera en Múnich es germano-iraní de 18 años

El autor del ataque es un joven germano-iraní de 18 años, cuyas motivaciones hasta el momento siguen “totalmente no dilucidadas”.

Por Múnich/AFP y DPA

Archivado en:

Alemania Terrorismo
Fuerzas del orden permanecen en alerta luego de la balacera ocurrida en Múnich, Alemania. (Foto Prensa Libre: AP).
Fuerzas del orden permanecen en alerta luego de la balacera ocurrida en Múnich, Alemania. (Foto Prensa Libre: AP).

“El autor es un germano-iraní de 18 años de Múnich”, que no era conocido por los servicios de policía, y vivía desde hace “mucho tiempo”  en la capital bávara, declaró Hubertus Andr en conferencia de prensa.

“Las motivaciones siguen estando totalmente no dilucidadas”, añadió. Indicó que el autor gritó algo en el momento de pasar al acto pero la investigación aún no ha permitido saber qué exactamente.

El joven empezó a disparar al atardecer con una pistola a la salida de una hamburguesería antes de seguir el tiroteo en el centro comercial vecino y darse a la fuga.

Una patrulla policial le hirió con arma de fuego pero el joven logró escapar. Su cuerpo sin vida fue descubierto más tarde, a las 18.30 GMT, por la policía, que constató que se había suicidado.

Las fuerzas del orden pensaron en un primer momento que se trataba de tres atacantes porque unos testigos vieron un coche sospechoso con dos hombres dentro escapaba cerca del lugar a toda velocidad. Pero “los dos hombres no tenían nada que ver con los hechos”, dijo Andr.

El balance de la balacera es de nueve personas muertas a tiros por el joven, que se suicidó. Por otra parte, 19 personas resultaron heridas, tres en peligro de muerte, según Andr.

Víctimas

El número de personas que perdieron la vida en un ataque a balazos perpetrado el viernes por la tarde en un centro comercial de Múnich ascendió a 10, comunicó hoy la Policía. El presunto agresor mató a nueve personas y después se suicidó, agrega un comunicado.

La Policía aludió a un acto "terrorista" y movilizaba a todas sus fuerzas para encontrar a "hasta tres" presuntos atacantes.

La canciller Angela Merkel convocó para este sábado una reunión de su consejo federal de seguridad en Berlín para "analizar la situación", indicó la noche del viernes por la noche su portavoz.

La ciudad bávara se encontraba en estado de alerta, con el conjunto de los "medios disponibles" movilizados, según la policía de Múnich, mientras el cielo se cubría de helicópteros.

"Hasta tres autores" del tiroteo estaban siendo buscados, indicó un representante de la Policía a la prensa.

Según informaciones recogidas por la AFP, varios testigos dijeron que los atacantes eran hombres con rasgos "árabes". El portavoz de la policía no confirmó esta información.

La estación central de trenes de Múnich fue evacuada por la noche y los servicios de metro, autobús y tranvía, suspendidos "por orden policial", indicaron en dos comunicados separados el servicio de ferrocarriles alemán Deutsche Bahn y el de los transportes de Múnich.

La balacera comenzó minutos antes de las 18 horas locales en un restaurante de comida rápida, indicó a la AFP una fuente policial.

"No sabemos dónde están los agresores. Cuídense y eviten los lugares públicos", alertó la Policía poco después del tiroteo a través de Twitter.

Según el rotativo Bild, un hombre corrió por el centro comercial, donde disparó a varias personas, antes de huir en dirección a una estación de metro.

La Policía de la capital bávara dijo a la AFP que podría tratarse de un posible acto de "terrorismo", mientras que otro portavoz de las fuerzas del orden en el lugar de los hechos y citado por la agencia DPA advirtió de "una situación terrorista" en curso. Otro portavoz policial dijo que "es prematuro" especular sobre el motivo de los atacantes.

"Hablamos de un ataque terrorista porque ante esta alerta alcanzamos el mayor despliegue de seguridad", explicó un alto funcionario de seguridad.

Las autoridades llamaron a la población a no abandonar sus casas. La Policía pidió a los conductores que abriesen paso a los patrulleros y vehículos policiales en las autopistas hacia la capital bávara. Médicos y enfermeras fueron llamados a asumir turnos adicionales en los hospitales.

Pánico

Se trata del tercer ataque contra civiles en Europa Occidental en menos de diez días, después del atentado con un camión en Niza (sur de Francia), el 14 de julio, que dejó 84 muertos, y un ataque con un hacha en un tren en Baviera, que se saldó con cinco heridos.

El presidente estadounidense Barack Obama prometió a las autoridades alemanas "todo el apoyo que necesiten", mientras que el jefe de Estado francés, François Hollande, dirigió un "mensaje personal de apoyo" a la canciller alemana Angela Merkel.

"Preocupado y siguiendo la evolución del ataque en Múnich. El pueblo alemán cuenta con todo nuestro apoyo y afecto", tuiteó el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

El presidente alemán Joachim Gauck dijo estar "horrorizado" por el "ataque asesino" de Múnich, en un comunicado, y expresó su solidaridad a las víctimas y a sus allegados.



Policías vigilan el área cercana al centro comercial. (Foto Prensa Libre: EFE).
Policías vigilan el área cercana al centro comercial. (Foto Prensa Libre: EFE).


La Policía desmintió que se hubiera producido un segundo tiroteo en otro lugar del este de la ciudad, pese a que supuestos testigos dijeron haberlo presenciado.

"Es el pánico (que hay) en varios lugares de la ciudad", explicó un portavoz municipal.

Los hechos se producen cuatro días después de un ataque con un hacha perpetrado el lunes en Wurzburgo, cuando un solicitante de asilo atacó a los pasajeros de un tren.

Cinco personas resultaron heridas, en concreto cuatro turistas chinos de Hong Kong en un tren y una transeúnte.

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este ataque, el primero reconocido por esta organización en Alemania. El gobierno alemán duda, en cambio, de que el EI encargara el atentado.

El ministro de Interior, Thomas de Maizière, había advertido el miércoles a sus conciudadanos de que Alemania "se encuentra en el punto de mira del terror internacional".

"La situación es seria, debemos contar con que en Alemania también se prepare para atentados de pequeños grupos o personas radicalizadas", señaló el ministro en una rueda de prensa.

A unos 500 kilómetros de Múnich, el estado de Renania del Norte-Wesfalia anunció que había elevado sus medidas de seguridad con efecto inmediato.

También Austria extremó "significativamente" sus medidas de seguridad en los cuatro estados que comparten frontera con Alemania y puso a sus fuerzas de élite, "Cobra" en alerta tras el ataque en Múnich, informaron responsables austriacos el viernes.

Policías fuertemente armados patrullan también en estaciones de metro del centro. Las autoridades efectuaron un llamamiento a la población a través de un sistema de alarma de teléfonos celulares instándolos a permanecer en sus hogares.

"No sabemos dónde están los agresores. Cuídense y eviten los lugares públicos", alertó la Policía poco después del tiroteo a través de Twitter.

El centro comercial se encuentra enclavado en un área residencial y está a dos estaciones de metro del Estadio Olímpico de la ciudad. Tiene 135 locales comerciales y es uno de los mayores centros de compras de Múnich.

La Policía llamó a la población a no publicar fotos ni videos del los operativos policales. "Por favor, no publiquen en la red fotos/videos de las medidas policiales en el lugar del hecho. ¡No apoyen a los agresores!", tuitéo.

Facebook activó en horas de la tarde el "Safety Check" a través del cual los usuarios pueden dar señales de que se encuentran a salvo. Asimismo, habitantes de la ciudad emplearon en Twitter el hashtag #OffeneTür (Puertas abiertas) para ofrecer o recibir refugio en la ciudad.

VIDEO | Usuarios de redes sociales han difundido varios videos de la balacera.























*Noticia en desarrollo