Internacional

Boko Haram mata a 11 hombres por no unirse al grupo en Nigeria

Presuntos miembros de Boko Haram ejecutaron a 11 hombres elegidos puerta a puerta en una aldea del nordeste de Nigeria, porque se “habían negado a integrar sus filas“, declararon a la AFP dos habitantes.

Por Kano/AFP

Integrantes del grupo Boko Haram aumenta su prensencia en Nigeria. (Foto Prensa Libre:AFP).
Integrantes del grupo Boko Haram aumenta su prensencia en Nigeria. (Foto Prensa Libre:AFP).

El viernes a la 01.30 (00.30 GMT), “los combatientes de Boko Haram mataron a 11 personas en nuestra aldea“, declaró a la AFP Isa Mshelia, un habitante de Miringa, en el estado de Borno. “Estos hombres habían huido del pueblo de Gwargware (...) después de que Boko Haram intentara forzarlos a integrar sus filas“, precisó. Otro habitante, Baballe Mohamed, corroboró esta versión de los hechos.

Atentado suicida en Maslari

Una adolescente se hizo estallar en una mezquita de Malari, un pueblo del noreste de Nigeria y mató a 12 fieles, afirmaron este viernes a la AFP un testigo y un miliciano que lucha contra Boko Haram.

Este jueves en torno a las 14h00 (13.00 GMT) , “una kamikaze lanzó un ataque a la mezquita de Malari, una aldea cercana a Konduga, a 35 km de Maiduguri, donde mató a 12 fieles e hirió a otros siete” , afirmó Danlami Ajaokuta, jefe de una milicia local.

“La kamikaze era una adolescente de unos 15 años” , añadió.

Gajimi Mala, un habitante que ayudó a transportar a las víctimas, confirmó este balance y la edad aproximada de la joven.

“No la conocíamos en el pueblo y cuando la vieron cerca de la mezquita (...) le pidieron que se fuera” , explicó Mala.

Entonces la joven “salió y todo el mundo pensó que se había ido (...) pero cuando los fieles estaban rezando en la mezquita, corrió hacia el interior de la mezquita y se hizo estallar” , añadió.

El atentado no ha sido reivindicado por el momento pero corresponde al modo de operar del grupo islamista Boko Haram, que ya utilizó muchas veces a jóvenes como bombas humanas. El estado de Borno, donde se encuentra la aldea de Malari, es el epicentro de la insurrección de los islamistas.

Este nuevo atentado suicida, en pleno Ramadán, tuvo lugar el mismo día en que presuntos miembros de Boko Haram mataron a 11 hombres en el noreste del país y un día después de tres ataques que causaron 145 muertos, la peor matanza del grupo desde la llegada al poder del presidente Muhammadu Buhari, el 29 de mayo.