Internacional

Científicos muestran la resistencia de bacterias a antibióticos

Científicos de la Universidad de Harvard, EE.UU. presentaron un modelo con el que se observa la resistencia de las bacterias a los antibióticos diseñados para detenerlas o eliminarlas.

Por Washington/EFE/AFP

Archivado en:

Estados Unidos

Para su experimento, publicado hoy en la revista Science, los investigadores crearon una placa de Petri rectangular de cuatro pies (122 centímetros) de largo y dos pies (61 centímetros) de ancho con nueve compartimentos horizontales.

En los compartimentos de los dos extremos, los científicos de Harvard no introdujeron medicamento alguno, mientras que en los inmediatamente colindantes pusieron una dosis de trimetoprima, en los siguientes una cantidad 10 veces mayor de ese antibiótico, en los otros cien veces y en el central mil veces mayor a la primera.

Los científicos introdujeron entonces unas dosis de la bacteria Escherichia coli, también conocida como E. coli en los extremos y durante los siguientes 10 días comprobaron como fue avanzando hasta llegar al compartimento central y mutar en superbacteria.





En sus conclusiones, los científicos mostraron como las primeras bacterias con baja resistencia a los antibióticos "dieron lugar a mutantes de resistencia moderada que finalmente generaron cepas altamente resistentes y capaces de defenderse de las más altas dosis de antibióticos".

"A cada nivel de concentración, un pequeño grupo se adaptaba y sobrevivía", añadió el estudio, al constatar que las descendientes de las bacterias mutantes "migraban a las zonas de mayor concentración del antibiótico".

Lo que permitió la placa de Petri fue "reconocer conceptos con los que se pensaba en abstracto", apuntó la investigadora Tami Lieberman, que participó en el experimento que calificó como "una demostración impresionante de la rapidez con la que evolucionan las bacterias".

Enfermedades resistentes a los antibióticos

La expansión de las súper bacterias resistentes a todos los tratamientos médicos conocidos podría desencadenar una crisis financiera similar o peor a la del 2008, advirtió un estudio del Banco Mundial publicado este lunes.

“En el 2050, el incremento global en los costos de la atención en salud puede ser de entre 300 mil millones de dólares y un billón de dólares”, refiere el estudio del Banco Mundial.

La resistencia antimicrobiana está en aumento y en el futuro muchas enfermedades infecciosas no podrán ser tratadas, lo que implicará un alto costo para los Estados y la caída de muchas personas bajo la línea de pobreza.

Este problema puede representar un costo de hasta 100 billones de dólares de manera global para el 2050.

“Debemos saber que -a menos que se enfrente rápida y seriamente- el problema de la resistencia a los antibióticos tendrá consecuencias desastrosas para la salud humana y animal, para la producción de alimentos y para la economía global”, dijo Margaret Chan, directora general de la Organización Mundial de la Salud.

El informe, titulado “Enfermedades resistentes a los medicamentos: Una amenaza para nuestro futuro económico”, analiza lo que puede ocurrir si los antibióticos y otras medicinas antimicrobianas dejan de surtir efecto.

La expansión de las enfermedades empujaría a la extrema pobreza para el 2050 a unos 28 millones de personas, especialmente de los países en vías de desarrollo, indica el informe.

“Debemos saber que -a menos que se enfrente rápida y seriamente- el problema de la resistencia a los antibióticos tendrá consecuencias desastrosas para la salud humana y animal, para la producción de alimentos y para la economía global”, dijo Margaret Chan,

“En líneas generales, el mundo muestra una tendencia a reducir la pobreza extrema para el 2030, acercándose a la meta de menos de 3% de la población viviendo en esa situación. Pero la resistencia a los antibióticos pone en riesgo que se pueda alcanzar ese objetivo” , añade.

Además, los países de menores ingresos pueden perder más del 5% de su Producto Interno Bruto para el 2050, y el volumen de exportaciones en el mundo puede reducirse en 3.8% para ese mismo año, según las proyecciones.

“En el 2050, el incremento global en los costos de la atención en salud puede ser de entre 300 mil millones de dólares y un billón de dólares”, refiere el estudio.

La producción de víveres puede también caer entre 2.6% y 7.5% anualmente.

Este problema será abordado esta semana en una sesión especial durante la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

“La dimensión y la naturaleza de esta amenaza podrían llevarnos a un retroceso en los logros alcanzados en el desarrollo y podría alejarnos de nuestros objetivos de erradicar la pobreza extrema”, resaltó el jefe del Banco Mundial, Jim Yong Kim.

“No podemos permitirnos los costos que representaría la inacción, especialmente para los países más pobres. Debemos reaccionar con urgencia para evitar esta crisis potencial”, instó.