Internacional

Congreso de EE.UU. aprueba medida contra gasto en inmigración

Los representantes republicanos votaron el miércoles recién pasado para impedir que el gobierno de Barack Obama gaste fondos para defenderse de una demanda contra las políticas de inmigración del presidente.

Por Washington/AP

Centenares de manifestantes participan en un acto de protesta contra la política migratoria en EE.UU., (Foto Prensa LIbre:EFE).
Centenares de manifestantes participan en un acto de protesta contra la política migratoria en EE.UU., (Foto Prensa LIbre:EFE).

La votación de 222-204 se produjo en medio de una enmienda presentada por el representante republicano Steve King, acérrimo oponente de la inmigración ilegal, a una ley de gastos para los Departamentos de Justicia y Comercio.

“Todo lo que decimos es que cumplan la ley... ellos están minando la ley“, dijo King.

Los representantes republicanos pasaron semanas tratando de revertir una orden ejecutiva de Obama emitida a finales del año pasado que otorgó permisos de trabajo y suspensiones de deportación a millones de inmigrantes que viven ilegalmente en el país. Los esfuerzos en la cámara baja fueron infructuosos, pero los republicanos se han atribuido éxito de todas formas, haciendo notar que las políticas están suspendidas por orden de un juez federal en lo que se dirime una demanda de un grupo de estados que busca revertirlas.

Más de 20 estados argumentaron que la acción ejecutiva de Obama era inconstitucional.

La corte federal de apelaciones en Nueva Orleans escuchará argumentos en la causa el mes próximo. La enmienda presentada por King busca impedir que el gobierno gaste dinero defendiéndose de la demanda.

“Esta no es una ley apropiada para esto“, dijo Fattah.

Fue apenas una de un puñado de enmiendas relacionadas con inmigración presentadas por King y aprobadas por la Cámara de Representantes, donde los republicanos son mayoría.

A viva voz, la cámara adoptó una enmienda que impediría gastos en acuerdos comerciales que añadan visas.

Asimismo, la cámara baja aprobó por votación de 227-198 una enmienda que impediría la entrega de ciertos fondos federales a localidades que se nieguen a reportar nombres a autoridades federales de inmigración. Eso es un tema que ha tomado relevancia en meses recientes, cuando varias localidades se negaron a participar en un programa federal que entrega nombres de personas detenidas por delitos a las autoridades federales de inmigración.

“Todo lo que decimos es que cumplan la ley... ellos están minando la ley“, dijo King.

Los demócratas objetaron el enfoque.

“Esta no es una ley apropiada para esto“, dijo el representante Chaka Fattah.

La ley de gastos ha generado ya una amenaza de veto de la Casa Blanca por recortes en programas internos, y la adición de las medidas de inmigración solamente endurecerá la posición del gobierno.