Internacional

Crecen especulaciones de un megaterremoto en México

Algunas brechas tectónicas en México llevan demasiado tiempo sin liberar energía, consignan varios medios mexicanos. 

Por William Oliva / México

Los rumores de un megasismo crecen después del terremoto de septiembre último en México. (Foto: Hemeroteca PL)
Los rumores de un megasismo crecen después del terremoto de septiembre último en México. (Foto: Hemeroteca PL)

Varias localidades de México, como las que se encuentran a lo largo de la brecha de Guerrero, corren grave riesgo de un megaterremoto, establecieron expertos locales y japones, según varios medios de comunicación, lo que hace crecer los rumores de un futuro desastre, aunque las autoridades ya han dicho que esos fenómenos no pueden predecirse. 

"Sismólogos de México y Japón pronostican que la brecha de Guerrero, zona de 230 km que se extiende desde el sur de Acapulco hasta Papanoa en México, corre el riesgo de sufrir un 'megaterremoto'", consigna Sputniknews en su página web. 

El temor se despierta por el hecho de que grandes extensiones de esa brecha tectónica han estado "dormidas" por "más de un siglo", por lo que no se ha liberado energía. 

Aunque el Servicio Sismológico Nacional ha dicho que no hay forma de predecir los terremotos y resta importancia a supuestas advertencias, la destrucción y devastación que causaron los últimos sismos -algunos relativamente  débiles- en territorio mexicano ponen en alerta a expertos y a pobladores a lo largo de las fallas.

"Un siglo es lo suficientemente largo como para hacernos temer que un sismo importante se generará en la región", dice Raúl Valenzuela, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, según consigna el diario Crónica.

Las Naciones Unidas han desmentido la supuesta alerta.
Las Naciones Unidas han desmentido la supuesta alerta.

Sin embargo, medios como Notimérica, adevierten de que, aunque efectivamente hay brechas que no han liberado energía, las especulaciones de un megasismo han existido siempre en esas localidades sin que en realidad se tengan datos que sustenten ese temor o haya ocurrido algún desastre. 

En septiembre último, un fuerte sismo devastó la capital mexicana, causando casi 400 muertos y dejando cuantiosos daños materiales y un millar de edificios en riesgo de colapsar.