Internacional

Cristina Fernández no será juzgada por atentado a mutual judía AMIA

Un tribunal de apelaciones de Argentina confirmó este jueves el rechazo a la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández por presunto encubrimiento a exgobernantes iraníes por un atentado contra un centro judío en 1994.

Por Buenos Aires/AFP

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, no será perseguida judicialmente, según la resolución de un tribunal argentino. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, no será perseguida judicialmente, según la resolución de un tribunal argentino. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

La Sala I de la Cámara Federal de Buenos Aires confirmó, por dos votos contra uno, la decisión que había tomado el juez federal Daniel Rafecas de rechazar la denuncia de Nisman, luego presentada por su sucesor, el fiscal Gerardo Pollicita, según el fallo publicado por el Centro de Información Judicial (CIJ) .

El tribunal “desestima la denuncia que diera origen al presente expediente por inexistencia de delito”, indica el fallo de 77 páginas.

La sentencia puede ser apelada ante la Cámara de Casación por el fiscal de Cámara Gerardo Moldes quien anticipó que, en caso de fallo adverso, recurriría a instancias superiores.

El argumento para rechazar la denuncia de Nisman es el mismo que había utilizado el juez Rafecas, el pasado 25 de febrero.

lEl tribunal “desestima la denuncia que diera origen al presente expediente por inexistencia de delito”, expediente del fallo.

Cuatro días antes de morir de un disparo en la cabeza en su departamento en circunstancias sin esclarecer, Nisman acusó a la presidenta argentina, a su canciller, Héctor Timerman, y a allegados del gobierno de haber encubierto a los sospechosos iraníes del atentado contra la mutual judeo-argentina AMIA con un saldo de 85 muertos y 300 heridos en 1994.

La muerte de Nisman ocurrió el 18 de enero, la víspera de concurrir al Congreso para explicar su denuncia ante una comisión parlamentaria.

El expresidente iraní Ali Rafsanjani es uno de los imputados en la causa por el ataque a la sede de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en Buenos Aires.

El caso dividió al país entre quienes piensan que Nisman fue una víctima del gobierno y los que denuncian un complot internacional para desacreditar a Fernández impulsado por poderosos exagentes de los servicios de inteligencia echados de sus puestos el 17 de diciembre pasado.

El único imputado por el caso Nisman es quien fue su colaborador, el experto informático Diego Lagomarsino, pero sólo por haber sido quien le prestó el arma Barsa calibre 22 con la que se efectuó el disparo que lo mató.