Internacional

Defensa de el Chapo sufre revés por pago de honorarios a abogados

¿Quién representará a Joaquín "el Chapo" Guzmán en el juicio que arrancará en ocho meses en Nueva York? La pregunta quedó este lunes sin respuesta después de que el juez federal que lleva el caso rechazara garantizar a los cuatro nuevos abogados del narco que sus honorarios no será incautados por el Gobierno.

Por DPA / New York

Abogado del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, Eduardo Balarezo (c), se dirige a los medios en Brooklyn, Nueva York. (EFE).
Abogado del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, Eduardo Balarezo (c), se dirige a los medios en Brooklyn, Nueva York. (EFE).

El ex jefe del cartel de Sinaloa, extraditado por México la noche del 19 de enero, compareció ante el juez Brian Cogan en la corte del Distrito Este de Nueva York en la tercera vista preparatoria de su juicio, que arrancará el 16 de abril.

El narco quiere que un equipo de pesos pesados especializados en narcotráfico y crimen organizado sustituya a los dos abogados de oficio que ha tenido desde la extradición.

El problema es que la fiscalía va a buscar la incautación de todo dinero que sospeche que procede del narcotráfico o de otros negocios ilícitos, por lo que el pago que reciban los letrados, que podría ser millonario, podría serles confiscado.

Jeffrey Lichtman, (c) habla con la prensa en las afueras de la Corte Federal de Brooklyn,Nueva York.(AP).
Jeffrey Lichtman, (c) habla con la prensa en las afueras de la Corte Federal de Brooklyn,Nueva York.(AP).

"No voy a presionar al Gobierno para que dé garantías a los honorarios de los abogados", manifestó el juez Cogan en una vista que comenzó puntalmente a las 10 de la mañana y apenas duró 15 minutos.

"No podemos (garantizar la representación)", dijo después ante la prensa Jeffrey Lichtman, el hombre que libró de la cárcel al mafioso John A. Gotti, hijo del capo de los Gambino John Gotti.

Junto a Eduardo Balarezo, que defendió en Washington DC al también narco mexicano Alfredo Beltrán Leyva, y los letrados Marc Fernich y William Purpura, que trabajaron con ellos en esos casos, conforma el equipo que quiere "El Chapo" para su defensa.

"Es arriesgarse a no percibir nada en un caso al que hay que dedicar mucho esfuerzo", dijo  Barry Deonarine, abogado criminalista.

Hoy abandonaron los cuatro la corte, en el barrio neoyorquino de Brooklyn, sin garantías de que cobrarán. Para decidir si toman o no el caso, esperan ahora a la visita que este jueves hará a "El Chapo" un familiar.

Todo apunta a que será su hermana Bernarda, que hoy estaba en la sala sentada junto a Emma Coronel, la mujer del narco, y las dos gemelas de cinco años que tienen juntos. Lichtman dijo hoy que una hermana tiene la autorización del Gobierno para poder entrar en la cárcel, aunque evitó confirmar que fuera ella.

Será la primera vez que un familiar visite al ex jefe del cártel de Sinaloa, que se encuentra en estricto régimen de aislamiento en el Metropolitan Correctional Center de Nueva York, una prisión de alta seguridad que ha albergado a miembros de Al Qaeda.

El 19 de enero del 2017, efestivos de las fuerzas de seguridad estadounidenses acompañan a  el Chapo Guzmán.(AP).
El 19 de enero del 2017, efestivos de las fuerzas de seguridad estadounidenses acompañan a el Chapo Guzmán.(AP).

Puede ser la llave para que los nuevos abogados reciban sus honorarios. Sin haber podido hablar con nadie de su familia, el narco no tiene acceso a sus fondos. Estados Unidos estima que el narcotraficante tiene activos por valor de US$14 mil millones ganados con el narcotráfico y otros negocios ilícitos, pero no ha podido hallar un solo centavo.

"Necesitamos hacer algunos arreglos para asegurar que podemos entrar y que vamos a ser pagados", dijo Lichtman. "Necesitamos discutirlo con el Gobierno, con su familia. No ha tenido oportunidad de hablar con su familia todavía en siete meses".

"Nos han puesto en una posición en la que no se nos puede asegurar que nuestro trabajo va a ser pagado, y por tanto, cómo vamos a entrar en el caso", dijo por su parte Balarezzo. Los letrados estimaron que la semana que viene tomarán una decisión.

"Nos han puesto en una posición en la que no se nos puede asegurar que nuestro trabajo va a ser pagado, y por tanto, cómo vamos a entrar en el caso", dijo por Balarezzo.

Expertos legales consideran difícil que decidan entrar en el caso de "El Chapo" sin garantía de ir a cobrar por ello. "Es arriesgarse a no percibir nada en un caso al que hay que dedicar mucho esfuerzo", dijo  Barry Deonarine, abogado criminalista.

El juez Cogan vino a decirles hoy que si piden oficialmente entrar en el caso, no les permitirá abandonarlo. Si rechazan hacerlo ante el riesgo de no cobrar, Michelle Gelernt y Michael Schneider, los dos abogados de oficio, seguirán con el caso. "Están haciendo un gran trabajo", les dijo hoy el juez Cogan.

Sobre Guzmán, procesado por 17 cargos, se cierne como espada de Damocles la cadena perpetua. El Gobierno estadounidense lo acusa de la muerte de miles de personas y de introducir miles de toneladas de droga en el país.

En un estricto aislamiento -ni siquiera puede hablar con sus guardianes porque no entiende inglés-, "El Chapo" puede abandonar la pequeña celda en la que se encuentra solo una hora al día o cuando acuden a verlo sus abogados.

Eduardo Balarezo, abogado del narcotraficante Joaquín "el Chapo" Guzmán, se dirige a los medios. (EFE).
Eduardo Balarezo, abogado del narcotraficante Joaquín "el Chapo" Guzmán, se dirige a los medios. (EFE).

Gelernt y Schneider han dado una dura batalla legal por conseguir aliviarle la situación. Hasta por las botellas de agua que recibe han luchado. E intentan acudir diariamente a la prisión no solo por el caso en sí, sino para que Guzmán salga de su aislamiento durante ese rato.

“El Chapo”  tendrá primera visita en prisión de un familiar

El narcotraficante mexicano Joaquín “el Chapo”  Guzmán recibirá este jueves la primera visita de un familiar desde que está detenido en EE.UU., según dijeron hoy sus abogados.

La cita debe servir para que Guzmán discuta con su familia la contratación de una defensa privada y la fórmula de pago con los letrados ya elegidos, a la espera de recibir alguna garantía de que podrán cobrar.

Hoy, el juez encargado del caso rechazó que el Gobierno estadounidense tenga que dar esas garantías de antemano y dijo a los abogados que, si quieren representar a “el Chapo” , deben asumir el riesgo de que sus honorarios sean bloqueados.

Joaquín "el Chapo" Guzmán, (segundo derecha) durante la audiencia en un tribunal.(AP)
Joaquín "el Chapo" Guzmán, (segundo derecha) durante la audiencia en un tribunal.(AP)

Los abogados elegidos por el narco, encabezados por Jeffrey Lichtman y Eduardo Balarezo, aseguraron hoy a los periodistas estar listos para tomar las riendas del caso, pero insistieron en que necesitan obtener garantías de que recibirán dinero por su trabajo.

Las autoridades estadounidenses reclaman a “el Chapo”  más de US$14 mil millones por sus actividades como supuesto líder del Cártel de Sinaloa y por ahora se han negado a asegurar que no buscarán confiscar los fondos que use para pagar a sus abogados.

Hasta ahora, su defensa ha estado a cargo de letrados de oficio, que fueron quienes hoy le representaron formalmente en la vista celebrada en un tribunal federal de Brooklyn, en Nueva York.

"Necesitamos hacer algunos arreglos para asegurar que podemos entrar y que vamos a ser pagados", dijo Lichtman.

Según fuentes de la defensa, Bernarda Guzmán, hermana del narcotraficante, será quien se reúna con él este jueves, aunque los abogados no quisieron confirmarlo públicamente, limitándose a señalar que será un familiar cercano.

“El Chapo” , que se enfrenta la cadena perpetua, se ha declarado no culpable y está preso en una cárcel de Nueva York en medio de grandes medidas de seguridad, tras sus dos huidas de prisiones mexicanas.

Lichtman calificó hoy de “obscenas”  las condiciones de encarcelamiento que sufre Guzmán y dijo que en 27 años de oficio “nunca había visto nada así” .

Según aseguró, desde que está en Nueva York, a donde fue extraditado el pasado mes de enero, el narcotraficante solo ha podido hablar con abogados y permanece 23 horas al día aislado en una celda sin luz natural.

Los abogados destacaron que el estado mental de Guzmán se ha deteriorado con el paso del tiempo en la cárcel y que sufre algunos problemas de salud.

Hoy, Guzmán saludó con un gesto con su brazo a miembros de su familia, entre ellos su mujer y dos hijas, al entrar en la sala donde se celebró una breve vista para repasar la situación del caso a la espera del comienzo del juicio, previsto para abril deL 2018.

Vestido con el uniforme azul de prisionero, “el Chapo”  no tomó la palabra durante la breve sesión.

Su próxima aparición ante la corte está prevista para el próximo 6 de noviembre, según anunció el juez, Brian Cogan.