Internacional

Raúl Castro pide a Obama más flexibilización a embargo, en llamada telefónica

El presidente de Cuba, Raúl Castro, habló este viernes por teléfono con su homólogo de Estados Unidos, Barack Obama, y le pidió “profundizar”  las nuevas flexibilizaciones al embargo contra la isla anunciadas esta jornada, informó la cancillería.

Por La Habana/AFP

Barack Obama (de espaldas) y Raúl Castro (derecha), sostuvieron su último encuentro en Panamá a inicios de año, durante la Cumbre de las Américas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).
Barack Obama (de espaldas) y Raúl Castro (derecha), sostuvieron su último encuentro en Panamá a inicios de año, durante la Cumbre de las Américas. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL).

“Con relación a las regulaciones anunciadas el 18 de septiembre por los Departamentos del Tesoro y Comercio, que complementan las puestas en vigor el 16 de enero, el presidente Raúl Castro recalcó la necesidad de profundizar su alcance y de eliminar definitivamente la política de bloqueo en beneficio de ambos pueblos”, señaló la cancillería en un comunicado.

EE. UU. vuelve a levantar restricciones

Estados Unidos anunció este viernes la remoción de numerosas restricciones legales al comercio bilateral con Cuba, los viajes a ese país y la operación de empresas estadounidenses, así como la eliminación de límites a determinados tipos de remesas de dinero.

Se trata de la más amplia operación de remoción de trabas al comercio, los viajes y las operaciones financieras desde que los dos países iniciaron un histórico proceso de aproximación en diciembre pasado, después de más de 50 años de ruptura.



Varias personas caminan frente a la Catedral de La Habana (Cuba). (Foto Prensa Libre: EFE).
Varias personas caminan frente a la Catedral de La Habana (Cuba). (Foto Prensa Libre: EFE).


Los dos países restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas el 20 de julio, y el jueves último el embajador de Cuba, José Ramón Cabañas, presentó al presidente Barack Obama sus cartas credenciales en la Casa Blanca.

Las medidas adoptadas por los departamentos estadounidenses del Tesoro y Comercio, sin embargo, no afectan el grueso del embargo económico y financiero adoptado por Estados Unidos hace medio siglo, que solamente podrá ser desmontado por el Congreso pues se encuentra codificado en diversas leyes.

“Es un gran día para nuestra política hacia Cuba”, dijo un funcionario de la Casa Blanca a la prensa, quien recordó que Washington ya había flexibilizado las sanciones a la Isla en enero de este año, cuando el proceso de reaproximación daba sus primeros pasos.

Remesas    

De acuerdo con las nuevas medidas, que entran en vigor el próximo lunes, los límites al monto de las transferencias autorizadas de inmigrantes hacia familiares en Cuba serán eliminados.

El límite de US$2 mil de remesas hacia Cuba por trimestre quedará eliminado, así como el máximo de efectivo que podía ser llevado a la Isla  US$3 mil para cubanos, US$10 mil para personas sujetas a la ley estadounidense.

Facilidades

  • El límite de US$2 mil de remesas hacia Cuba por trimestre quedará eliminado.
  • El máximo de efectivo que podía ser llevado a la Isla  US$3 mil para cubanos.
  • US$10 mil para personas sujetas a la ley estadounidense.
  • Se autoriza mediante licencia general el transporte por barco de viajeros autorizados.
  • Viajeros autorizados podrán abrir y mantener cuentas bancarias en Cuba para tener acceso a fondos para transacciones mientras se encuentren en ese país.
  • Ciudadanos estadounidenses pasan a estar autorizados a tener presencia comercial en Cuba.
  • Agencias de prensa, exportadores de productos autorizados y empresas de servicios educacionales podrán iniciar actividades comerciales en Cuba.

La nueva normativa mantiene sin embargo el veto a las remesas a funcionarios del gobierno o del Partido Comunista de Cuba.

No se conocen números oficiales sobre el monto total de las remesas de ciudadanos cubanos hacia familiares en la isla, pero estimaciones sitúan ese valor por encima de los US$2  mil millones al año, sin contar el efectivo llevado por viajeros.

“Las remesas desde Cuba o por ciudadanos cubanos en terceros países hacia Estados Unidos serán autorizadas mediante una licencia general, y las instituciones financieras podrán proporcionar los servicios”, informó el Departamento del Tesoro.

Asimismo, el nuevo paquete de medidas autoriza mediante licencia general el transporte por barco de viajeros autorizados.

Esos viajeros autorizados podrán abrir y mantener cuentas bancarias en Cuba para tener acceso a fondos para transacciones mientras se encuentren en ese país, de acuerdo con la nueva normativa.

Comercio

En ese marco, ciudadanos estadounidenses pasan a estar autorizados a tener “presencia comercial”  en Cuba, incluyendo el establecimiento de empresas de capital mixto, para proporcionar servicios de telecomunicaciones.

Agencias de prensa, exportadores de productos autorizados y empresas de servicios educacionales, por ejemplo, podrán iniciar actividades comerciales en Cuba, con cuentas bancarias locales y permiso para emplear tanto cubanos como estadounidenses para sus operaciones.

El secretario estadounidense del Tesoro, Jacob Lew, señaló en una nota oficial que “una relación más fuerte y más abierta entre Estados Unidos y Cuba tiene potencial de crear oportunidades económicas para estadounidenses y cubanos”.

Un funcionario de la Casa Blanca dijo este viernes a la prensa que el impacto real de esas medidas “en gran medida dependerá de los cubanos”, ya que las autoridades de Cuba deberán estudiar “los pasos a adoptar” de forma de beneficiarse de la nuevas oportunidades.

Washington también decidió remover restricciones en un área tradicionalmente crítica, al autorizar la venta a Cuba de piezas y equipos para seguridad de la aviación civil, incluyendo allí software y tecnología de seguridad.

  • Los dos países restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas el 20 de julio, y el jueves último el embajador de Cuba, José Ramón Cabañas, presentó al presidente Barack Obama sus cartas credenciales en la Casa Blanca.

Así, Estados Unidos estudiará caso a caso la venta a Cuba de partes de aeronaves, equipos de control de tráfico aéreo, comunicaciones y estudios climatológicos, y dispositivos de control de seguridad de equipajes para uso en aeropuertos.

A pesar del nuevo paquete de medidas, los vuelos regulares hacia Cuba aún sufren restricciones, los viajes siguen siendo objeto de licencias específicas para las personas interesadas, y persisten los bloqueos a la exportación de bienes a la Isla.

  • En video vea: "EE. UU. levanta límites a comercio y viajes a Cuba".