Internacional

El hombre que enfrentó a los aficionados del PSV que humillaron a mujeres en Madrid

En medio de los insultos y de las risas burlescas que se mofaban de la pobreza de un grupo de mujeres que fueron humilladas en Madrid, emergió un hombre que los enfrentó y les dijo ¡eso no se hace!

Por Sergio Morales

Las mendigas rumanas fueron humilladas en la Plaza Mayor de Madrid. (Foto: Youtube).
Las mendigas rumanas fueron humilladas en la Plaza Mayor de Madrid. (Foto: Youtube).

Se trata de un profesor jubilado de filosofía que caminaba por la Plaza Mayor en Madrid, España, el lugar donde tuvo lugar la penosa humillación, y que al igual que millones que han visto el video se sintió indignado por la actitud de los aficionados holandeses.

Este miércoles contó parte de su historia al medio español ABC con la condición de mantener el anonimato ya que como dice, “son más importantes los hechos que las palabras”.

“Crucé por la Plaza Mayor y oí una gran escandalera. Pensé que era gente que se estaba divirtiendo, aficionados al fútbol sin más. No sabía ni de qué equipo eran, me enteré más tarde”, comentó el hombre al medio digital.

“Las estaban degradando, las deshumanizaban, las estaban tratando como animales”, añadió.

Los hechos

Faltaban horas para el partido oficial por la Liga de Campeones entre el Atlético de Madrid (español) y El PSV Eindhoven (holandés), los aficionados holandeses pasaban los instantes previos al partido bebiendo cerveza en los comercios alrededor de la Plaza Mayor de Madrid.

De pronto unas mendigas que según cita el diario El País son rumanas, se acercaron a pedir caridad a los simpatizantes del PSV, estos respondieron lanzando monedas al aire para que las infelices mujeres las recogieran, y al grito de “no crucen la frontera”, quemaron billetes frente de ellas y las obligaron a hacer piruetas o ejercicios a cambio de una limosna.

  • Video donde figura el hombre que recriminó la actitud de los aficionados holandeses




Fue entonces cuando surgió la figura del anónimo profesor jubilado quien les increpó su actitud y ofreció algunas monedas a las mujeres para después seguir con su camino.

Reacciones

El club holandés aseguró en un breve comunicado que tratará de ubicar a los aficionados del equipo para imponerles severas sanciones que podrían incluir la prohibición de ingresar al estadio donde juegue el equipo ya que no comparten la actitud que está alejada de “los valores morales y normas éticas del PSV”.

En tanto la embajada de los Países Bajo en Madrid afirmó en una nota de prensa que "lamenta y condena" el comportamiento de este “pequeño grupo” de aficionados al futbol a la vez que se distanciaron “tajantemente” de esas actitudes.

Cristina Cifuentes, presidenta de la comunidad de Madrid calificó los incidentes de “bochorno”, “espectáculo lamentable” a la vez que criticó la parsimonia del resto de personas que no frenaron la humillación.

Otros sectores en España pidieron a la Fiscalía que empiece una investigación para establecer posibles delitos, ya que amparados en el Código Penal español es delito lesionar la dignidad de las personas mediante acciones que constituyan humillación.





Debate

La acción de los aficionados del PSV llega en un momento en que la mayoría de países europeos debate el futuro de la inmigración irregular propiciada por las guerras y conflictos principalmente en Oriente Medio y el norte de África.

Más de un millón  y medio de personas se calcula que llegaron el año pasado al Viejo Continente mientras que cientos murieron o desaparecieron en el mar al huir, en su intento de una vida más digna.

El debate empieza a polarizar la sociedad europea donde muchos se decantan por la posibilidad de negar el ingreso a los inmigrantes, algo que contravendría en absoluto los principios fundamentales y constitutivos de la Unión Europea.





No obstante, las amenazas del terrorismo, específicamente del grupo Estado Islámico ha despertado el nerviosismo de los gobiernos que ha quedado demostrado con acciones recientes como el cierre de fronteras a los inmigrantes para evitar su paso.

La polarización ha cruzado el océano e incluso empieza a nublar el paisaje de EE. UU. donde el incendiario discurso del aspirante a la Casa Blanca republicano, Donald Trump que se ha mostrado tajantemente en favor de expulsar a los inmigrantes ilegales ha exacerbado los ánimos incluso, de los mismos republicanos.

Sin embargo, un amplio sector de la sociedad estadounidense rechaza al precandidato lo que ha ocasionado en los últimos mítines enfrentamientos que han rozado lo grave en donde hubo golpes, insultos y caos.