Internacional

Erdogan refuerza su poder en Turquía con un aliado y leal jefe de gobierno

El presidente islamo-conservador Recep Tayyip Erdogan reforzó el domingo su poder en Turquía, con la elección de un fiel aliado, Binali Yildirim, como líder del partido gobernante y próximo primer ministro.

Por Ankara/AFP

Archivado en:

Erdogan Turquía
Binali Yildirim, nombrado primer ministro por el presidente de Turquía, Erdogan. (Foto Prensa Libre: AP).
Binali Yildirim, nombrado primer ministro por el presidente de Turquía, Erdogan. (Foto Prensa Libre: AP).

Luego de haber sido elegido líder del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo  (AKP) , en un congreso en el que era el único candidato, Yildirim fue recibido durante la noche en el palacio presidencial por Erdogan, quien le ordenó formar gobierno.

Su predecesor Ahmet Davutoglu, en el cargo desde hace casi dos años, presentó su dimisión una media hora antes al jefe de Estado, quien debería ver reforzarse sus poderes luego del cambio de primer ministro.

“Lo que debemos hacer es una nueva Constitución y un sistema presidencial”, aseguró el nuevo líder del AKP ante sus compañeros de partido.

“Nuestro camino será el de nuestro jefe Recep Tayyip Erdogan” , dijo en una segunda intervención.

El nuevo gobierno, que deberá llevar la huella del presidente Erdogan, debe conocerse a mediados de semana.

Erdogan, de corazón con el AKP

El presidente turco desea el paso a un sistema que reforzaría sus poderes, aunque la oposición en el parlamento y una mayoría de los electores, según los sondeos, se muestran en contra.

Los asistentes, de pie, escucharon un mensaje de Erdogan, afirmando que sus vínculos con el partido que fundó en el 2001 y dirigió hasta en el 2014, antes de convertirse en presidente, nunca se rompieron.

“El día que presté juramento como presidente, mis vínculos jurídicos se cortaron, pero mis vínculos de corazón con vosotros nunca se cortaron y no se cortarán jamás” , dijo el jefe de Estado, a quien la Constitución le obliga a guardar neutralidad.

El congreso se desarrolló entre fuertes medidas de seguridad, máxime cuando Turquía se ha visto sacudida estos últimos meses por atentados atribuidos a la rebelión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán  (PKK) y a la organización Estado Islámico  (EI) .

En su discurso, Yildirim defendió la línea dura de Erdogan contra el PKK, que retomó el verano pasado la lucha armada contra las autoridades turcas. “Las operaciones [militares] no cesarán mientras no se restablezca la seguridad de los ciudadanos” , aseguró el nuevo primer ministro.

Aviso a la UE

Ministro de Transportes casi sin interrupción desde el 2002, Binali Yildirim ha sido el artífice de los faraónicos trabajos de urbanización impulsados por Erdogan.

Miles de kilómetros de autovías, un tercer aeropuerto y otro puente en Estambul, o un túnel en el Bósforo son algunos de los proyectos dirigidos por este ingeniero naval, nacido en 1955 en Erzincan.

La llegada al frente del gobierno de un hombre muy leal al presidente le permitirá a este último asentar su autoridad en el ejecutivo y poner fin al gobierno de Davutoglu, con quien mantuvo diferencias especialmente respecto al conflicto kurdo y la manera de negociar con la Unión Europea la crisis migratoria.

En este sentido, Yildirim urgió el domingo a la UE a “poner fin a la confusión”  respecto a la adhesión de Turquía al bloque, como solicita Ankara desde 1987, así como respecto al acuerdo sobre los migrantes. “Ya es hora de saber lo que piensa la UE sobre Turquía” , agregó.

El presidente turco ha multiplicado los mensajes en dirección de Bruselas, generando incertidumbre sobre la exención de visados para los ciudadanos turcos en los países del espacio Schengen, un elemento central del pacto más amplio sobre los migrantes.