Internacional

Familiar de un policía víctima de las Farc rechaza abrazo del presidente Juan Manuel Santos

La hermana de un policía asesinado por las Farc rechazó el martes último el abrazo que el presidente colombiano Juan Manuel Santos iba a darle, durante un homenaje a las víctimas del conflicto armado.

Por Bogotá/EFE

El miércoles, Alexandra Alzate, explicó su reacción por el "repudio a las incoherencias que se están dando".

Durante el homenaje Alzate, hermana del subintendente de la Policía Jorge Alzate, recibió una medalla de manos del presidente, pero cuando Santos quiso darle un abrazo lo rechazó en dos ocasiones, una imagen ampliamente difundida por los medios de comunicación y en las redes sociales.





“Fue un acto de repudio hacia las incoherencias que se están llevando a cabo. Ayer lo conmemoran como un héroe pero a la familia lo que nos dice la Policía en documentos y en la resolución es totalmente ajeno a lo que ayer se estaba conmemorando”, declaró Alexandra Alzate en entrevista con La FM Noticias.

El subintendente Alzate y su acompañante, el patrullero Óscar Iván Córdoba, fueron asesinados el 1 de julio del año pasado en una carretera del departamento del Huila  (sur) por guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia  (FARC) con las que el Gobierno negocia un acuerdo de paz desde hace más de tres años.

La hermana de Alzate asegura que la Policía “no lo ve como un héroe”, y que, de hecho, lo califican “casi como un suicida”, alegando que no siguió los protocolos de seguridad pues fue atacado a tiros cuando se dirigía a entregar una correspondencia oficial.

“Ayer nos entregaron una medalla diciéndonos que era un honor, que él era un héroe, pero realmente la Policía no lo ve como un héroe. La resolución dice que él murió en actos de actividad, simplemente. Lo calificaron casi como un suicida”, Alexandra Alzate, hermana de la víctima.

“Ayer nos entregaron una medalla diciéndonos que era un honor, que él era un héroe, pero realmente la Policía no lo ve como un héroe. La resolución dice que él murió en actos de actividad, simplemente. Lo calificaron casi como un suicida”, agregó.

Alzate explicó también que su reacción fue espontánea y que rehusar el abrazo del mandatario no hacía parte de un guión preestablecido.

“Yo no lo tenía planeado, son cosas que a veces nacen del corazón y que uno no entiende ciertas situaciones y la incongruencia que se está manejando”, afirmó a Caracol Radio.

Asimismo, la mujer contó lo que sintió en el instante en el que Santos se le acercó, y aseguró que no tiene nada en su contra.

“No podía ni siquiera mirarlo a los ojos, sentía mucha rabia. Es una persona como cualquiera de nosotros, no me produce admiración ni odio, no es eso, es el descontento de ver cómo en unos actos protocolarios quieren encubrir lo que no están haciendo”, añadió a Blu Radio.

La familia del policía fallecido está “indignada”  por el hecho de que la investigación de la muerte de Alzate se basa “solamente en la declaración de un mayor”, y que esto “no es justo”.

Después del episodio de este martes, Santos dijo en un discurso ante las víctimas que entiende la situación de la familia de Alzate pues “es una rabia que todos sentimos”  y es por eso que quiere poner fin a la guerra en el país.

“Muchos colombianos no saben el dolor, la rabia, inclusive, de esos familiares que ven cómo sus seres queridos han perdido su vida por la patria. Es un dolor comprensible, una rabia que todos sentimos” , subrayó el jefe de Estado.