Internacional

Familias inmigrantes desbordaron fronteras de EE. UU. en julio

Las detenciones de menores sin acompañante y de familias indocumentadas aumentaron en julio, y la tendencia al alza parece ser consistente.

Por Washington/EFE

En julio último hubo un repunte en los arrestos de familias en fronteras de EE. UU.(Foto: Hemeroteca PL)
En julio último hubo un repunte en los arrestos de familias en fronteras de EE. UU.(Foto: Hemeroteca PL)

En julio fueron detenidos por la Patrulla Fronteriza cinco mil 68 menores sin acompañante, por encima de los cuatro mil 809 de junio, aunque por debajo de las cifras registradas en mayo  (cinco mil 617) y abril  (cinco mil 173) .

Los aumentos parecen más consistentes entre las llegadas ilegales de familias en la frontera sur, ya que los incrementos en las detenciones se mantienen constantes desde el mes de febrero, cuando fueron aprehendidas tres nil 51 personas, frente al dato de siete mil 574 detenciones del mes de julio.

En total, en julio fueron detenidos 33 mil 737 inmigrantes que intentaban entrar ilegalmente a Estados Unidos, por debajo de los 34 mil 463 de junio y los 40 mil 349 de mayo.

La tendencia vista hasta esta primera mitad del año es de un aumento general de las llegadas de inmigrantes indocumentados en comparación con 2015 pero por debajo de las cifras de 2014, cuando se produjo una oleada de llegadas desde Centroamérica, especialmente de menores sin acompañantes y familias.

Crisis humanitaria

En los meses de mayo y junio de 2014 llegaron a cruzar la frontera entre Estados Unidos y México más de 21 mil menores, lo que desbordó la capacidad de respuesta de la Patrulla Fronteriza y creo una crisis humanitaria, que aún hoy, a menor ritmo, se sigue produciendo.

Detenciones

  • 33 mil 737 inmigrantes fueron detenidos en fronteras de EE. UU. en julio último

El Departamento de Seguridad Nacional aseguró en un comunicado que continúan “vigilando las tendencias migratorias y trabajan para disuadir la migración no autorizada, al tiempo que se asegura que las reclamaciones humanitarias legítimas reciben la oportunidad para recibir protecciones”.

Estados Unidos estableció oficinas en Honduras, El Salvador y Guatemala para atender peticiones de asilo, para dar protección a “residentes vulnerables”, al tiempo que aumentó los supuestos en los que los menores pueden recibir asilo.