Internacional

Fiscal general de Venezuela denuncia allanamientos en sedes

Gobierno venezolano acusa a la fiscal general de mala administración, con lo que justifica allanamientos a sedes.

Por EFE y AFP / Venezuela

Luisa Ortega, fiscal general venezolana, denuncia intimidación del Gobierno. (Foto Prensa Libre: AFP)
Luisa Ortega, fiscal general venezolana, denuncia intimidación del Gobierno. (Foto Prensa Libre: AFP)

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, calificó hoy de “atropello”  el envío este lunes de funcionarios de la Contraloría a las oficinas del Ministerio Público y afirmó que la institución que dirige está abierta a cualquier evaluación “siempre que se haga desde el respeto”.

Ortega Díaz se pronunció después de que el contralor general, Manuel Galindo, anunció el inicio de una fiscalización de las actividades del Ministerio Público durante la gestión de Ortega Díaz, una acción inédita que se produce en medio del enfrentamiento de la titular de la Fiscalía con el Gobierno.

La fiscal -que se ha convertido en la voz más crítica con el Ejecutivo dentro de las instituciones públicas- lamentó que los funcionarios de la Contraloría actuaran “atropelladamente”  al presentarse ante las oficinas del Ministerio Público y denunció que esta forma de obrar “no contribuye a la paz”  ni “fortalece la democracia”.

“El Ministerio Público está abierto a que hagan cuantas auditorías quieran, que revisen todos los procesos, que revisen todas las cuentas, pero eso tiene que ser en el marco del respeto”, declaró Ortega Díaz durante una intervención ante la Asamblea Nacional  (AN, Parlamento).

Ortega Díaz acudió a la Asamblea Nacional para pedir la ratificación del vicefiscal general, Rafael González Arias, cuyo nombramiento por parte de la fiscal fue declarado nulo la semana pasada por el Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ) al no haber sido refrendado previamente por la cámara, de mayoría opositora.

“Estoy aquí en esta Asamblea Nacional solicitándoles a ustedes que ratifiquen la designación del Doctor Rafael González Arias como vicefiscal general de la República”, dijo Ortega Díaz ante la cámara legislativa.

La investigación al Ministerio Público se suma a un conjunto de acciones legales que enfrenta su titular tras pronunciarse en contra de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro y contra la actuación de los cuerpos de seguridad en la ola de protestas antigubernamentales iniciadas hace tres meses.

“Luchemos por la democracia. No importa que piensen distinto a nosotros, debemos condenar la violencia venga de donde venga”. Fiscal venezolana ante el Hemiciclo.

Además de este procedimiento, está pendiente que mañana se inicie la vista oral de un acto de “antejuicio de mérito”  contra Ortega Díaz para determinar motivos para enjuiciarla y separarla de su cargo, un proceso iniciado por el chavismo y aceptado por el Supremo días después.

El máximo tribunal venezolano también aprobó las medidas cautelares solicitadas por el oficialismo de prohibición de salida del país y congelación de las cuentas bancarias de la fiscal.

Desde el 1 de abril Venezuela vive una oleada de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno, algunas de las cuales se han tornado violentas y han dejado 85 muertos y más de mil heridos, según la Fiscalía.

La fiscal general venezolana, Luisa Ortega, llamó al Parlamento a luchar por la democracia, en un inédito discurso pronunciado este lunes ante la mayoría opositora del legislativo.

Insta a la lucha por la democracia

“Luchemos por la democracia. No importa que piensen distinto a nosotros, debemos condenar la violencia venga de donde venga”, dijo la fiscal en su breve intervención desde la tribuna del hemiciclo.

Ortega, quien se autoproclama chavista, se convirtió en los últimos tres meses en la más acérrima crítica del presidente Nicolás Maduro y del Tribunal Supremo de Justicia  (TSJ), a los que acusa de romper el orden constitucional mediante sentencias que redujeron los poderes del Legislativo.

La fiscal, que solo había acudido al Congreso para presentar su informe de gestión en 2016, ingresó en medio de aplausos de opositores y ante la presencia de su esposo, Germán Ferrer, el único parlamentario chavista que estuvo presente en la sesión.

En el debate, el bloque opositor ratificó la designación del vicefiscal Rafael González por parte de Ortega, una decisión que había sido invalidada por el TSJ. La corte, acusada de servir al Gobierno, considera nulas todas las decisiones del Legislativo alegando que está en desacato.

“El pueblo de Venezuela los eligió a ustedes (...) Creo que esta Asamblea está legitimada”, sostuvo Ortega.

La fiscal subrayó que “la oscuridad no dura para siempre”  y “de nosotros depende que la cordura y la unión sean las que se impongan”  frente a la “anarquía”.

La corte citó a Ortega a comparecer este martes ante una solicitud del chavismo, que ha pedido que sea inhabilitada por “insania mental”  y supuestamente mentir al sostener que no avaló la designación de los magistrados del TSJ en diciembre de 2015 por parte de la anterior mayoría chavista en el Parlamento.

La fiscal llamó a “hacer grandes esfuerzos por que se retomen las vías institucionales y electorales”, y consideró que “tiene que ser lo más pronto posible para acabar la violencia y evitar más muertos”. En tres meses de protestas opositoras en Venezuela se registraron 89 muertos.

La oposición exige elecciones generales para anticipar la salida de Maduro del poder y rechazan su convocatoria a una Asamblea Constituyente.

“Este encuentro con el Ministerio Público es la Venezuela que estamos buscando, de respeto, donde gobiernen la ley y la Constitución”, consideró el presidente de la cámara, Julio Borges, tras el discurso de la fiscal.

Iglesia se pronuncia

El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana  (CEV), monseñor Diego Padrón, aseguró este lunes en Bogotá que la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente que reforme la Carta Magna del país es “inoportuna”  y advirtió de que se plantea introducir en esta formulas de carácter “comunista o marxista”.

“Durante mucho tiempo el mismo Gobierno (presidido por Nicolás Maduro) se ha encargado de poner de relieve las bondades de la actual Constitución diciendo que es la mejor del mundo”, resaltó el prelado en declaraciones a periodistas tras participar en la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Colombiana en Bogotá.

“La Constituyente nos va a introducir un punto muy discutido, pero muy grave, que es la constitucionalización de un Estado comunal, donde se quiere resaltar el papel de las comunas, en definitiva una fórmula comunista o marxista de organizar la sociedad”, alertó el presidente de la CEV.

Padrón subrayó que la propuesta de redacción de una nueva Constitución no tiene “ningún sentido”  y alertó que la prioridad del Gobierno venezolano, acechado desde hace meses por protestas populares que han dejado más de 80 muertos, debe ser brindar a sus ciudadanos “comida, medicinas y libertad”.

Anuncian consulta

La oposición venezolana anunció este lunes la realización el 16 de julio de un plebiscito para que la ciudadanía decida si está de acuerdo o no con la convocatoria del presidente Nicolás Maduro para establecer una Asamblea Nacional Constituyente.

Julio Borges, presidente del Parlamento venezolano. 

“Que sea el pueblo el que decida si rechaza o desconoce la Constituyente convocada inconstitucionalmente por Nicolás Maduro”. 

El jefe legislativo señaló que se preguntará además a los venezolanos el rol que demandan “a los funcionarios públicos y a la Fuerza Armada Nacional para restituir el orden constitucional” .

Una tercera pregunta de la consulta será para que “sea el pueblo el que decida si convoca o respalda la renovación de los poderes públicos que se encuentran al margen de la Constitución” , según la iniciativa leída por Borges.

“Convocamos a este 16 de julio a elegir el futuro del país en este proceso nacional de decisión soberana y a partir de ese momento defender el mandato que surja de este proceso activando una fase superior de lucha”, subrayó el jefe parlamentario.