Internacional

Huracán Blanca alcanza categoria 4 en ruta hacia noroeste de México

El huracán Blanca alcanzó este miércoles la categoría 4 en su ruta por el Pacífico hacia el noroeste de México, donde autoridades ya se declararon en alerta a la espera del impacto del fenómeno durante el fin de semana, aunque se estima llegará debilitado.

Por Miami/AFP

Ubicación del desplazamiento del huracán Blanca en el Pacífico mexicano. (Foto Prensa Libre:CNH):
Ubicación del desplazamiento del huracán Blanca en el Pacífico mexicano. (Foto Prensa Libre:CNH):

“Los vientos sostenidos han alcanzado los 215 km por hora con rachas mayores. Blanca es un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson (de 5). Se espera tome más fuerza en las próximas 48 horas“, detalló un reporte del Centro de Huracanes de Estados Unidos con sede en Miami.

A las 15 GMT, Blanca se encontraba prácticamente estacionado a 675 km al suroeste del balneario mexicano de Zihuatanejo (sur) y a 735 km al sur del puerto de Manzanillo, según el reporte.

Los pronósticos apuntan que el fenómeno podría tocar tierra la noche del domingo a lunes en la porción sur de la península de Baja California (noroeste de México), pero ya debilitado a tormenta tropical.

En Cabo San Lucas, balneario localizado en el estado de Baja California Sur y que podría ser afectado por el fenómeno, las autoridades locales declararon la “alerta verde” y mantienen una estrecha vigilancia del avance de Blanca.

“Se le dará un seguimiento permanente para mantener informada a la población sobre las acciones que se deben desarrollar en caso de que se acerque a costas locales“, dijo a la prensa Gregorio Pérez, coordinador de Protección Civil de Cabo San Lucas.

En septiembre pasado, el balneario de Los Cabos, con unos 240.000 habitantes y destino frecuente de turistas estadounidenses, sufrió el embate del huracán Odile, que dejó seis muertos y millonarias pérdidas materiales.

El Servicio Metereológico de México pronosticó de su lado fuertes lluvias en los estados Jalisco, Michoacán (oeste) y Guerrero (sur), en la costa del Pacífico.

El fenómeno se formó el lunes como tormenta tropical y la tarde del martes se intensificó a huracán, siendo el segundo de la temporada en el Pacífico después de Andrés, ya degradado a tormenta tropical y a más de 1.600 km de la costa mexicana.