Internacional

Indigna en México muerte de bebé que fue baleado junto a sus padres

No es Aylan Kurdi, este niño no era sirio ni inmigrante, sus padres no huían de una guerra civil,  sin embargo a sus escasos 7 meses de vida tuvo que pagar las consecuencias de vivir en un país que libra una batalla sin cuartel a causa del narcotráfico.

Por Sergio Morales

Vecinos de Pinotepa Nacional se reunieron el fin de semana para rendir un tributo a Marcos, encendieron velas y pidieron por la paz. (Foto: Internet).
Vecinos de Pinotepa Nacional se reunieron el fin de semana para rendir un tributo a Marcos, encendieron velas y pidieron por la paz. (Foto: Internet).

Su nombre, Marcos Miguel Pano, la foto de su cadáver se ha transformado en los últimos días en México en un símbolo de vergüenza, no precisamente para el gobierno sino para toda una sociedad y por qué no, para la humanidad misma.

Su indefenso cuerpo quedó tendido boca abajo, ensangrentado a la par del de sus padres, después de que sicarios los asesinaran el pasado 29 de enero en las afueras de un centro comercial de Pinotepa Nacional, Oaxaca.

La fotografía ha conmocionado a México y casi una semana después del suceso aún golpea la conciencia de los ciudadanos que desde foros, medios de comunicación y redes sociales exigen justicia y lo comparan con Aylan Curdi, el bebé sirio que murió ahogado en septiembre del año pasado, y cuyo cuerpo quedó en la misma posición que la de Marcos pero en una playa turca.





Según las investigaciones de las autoridades mexicanas un comando armado llegó el viernes último a eso de las 23 horas al lugar donde se encontraba Marcos y sus padres, Juan Alberto Pano de 24 años y su esposa de 17, buscaban a un supuesto narcotraficante llamado, Isidoro González, el Isis, que había llegado de Guerrero para dedicarse a la venta de drogas, escapó herido pero según el medio NVI Noticias murió horas después en un hospital.

Dos hombres de Guerrero y uno de Oaxaca fueron detenidos días después del suceso.

Múltiples comentarios

"Ese bebé no tenía la culpa de nada, era un pequeño angelito, apenas comenzaba a vivir, no pidió estar en ese lugar en se momento. Sólo me queda pedirle a Dios porque regresó un angelito de nuevo hacia él", es uno de los múltiples comentarios que en diferentes foros hacen los ciudadanos mexicanos.

Una internauta dice: "Es un caso terrible pero desafortunadamente un caso más que quedará impune para nosotros los mexicanos porque las autoridades y el gobierno son lo mismo que no tienen la capacidad de aclarar o castigar a los responsables". 

"Un niño aquí o en cualquier lugar del mundo, que muere de esta manera merece que el pueblo levante la voz para que se le haga justicia", reclama otra mujer en Facebook.

La guerra contra el narcotráfico que desangra México ha producido más de 150 mil muertos y 25 mil desparecidos. El pequeño de 7 meses es una de las más recientes víctimas pero, lamentablemente, pareciera que no será la última.











#Pinotepa ¿Tal vez nos estemos acostumbrando?...

Posted by Sin Censura con Vicente Serrano on martes, 2 de febrero de 2016