Internacional

Juez de EE.UU. a cargo de extradición de Martinelli aplaza fallo sobre fianza

El expresidente panameño Ricardo Martinelli seguirá en prisión al menos hasta que el juez de Miami que lleva su caso de extradición decida si le concede la libertad bajo fianza como pide la defensa o le deja privado de libertad por riesgo de fuga como alega la fiscalía.

Por AFP / EE. UU.

Ilustraciones sobre la audiencia de Ricardo Martinelli ante el Tribunal Federal de Miami.(AP).
Ilustraciones sobre la audiencia de Ricardo Martinelli ante el Tribunal Federal de Miami.(AP).

La segunda audiencia desde que Martinelli  (2009-2014) fue detenido el pasado 12 de junio en razón de una solicitud de extradición presentada por las autoridades panameñas para que responda en su país de acusaciones por espionaje ilegal y peculado terminó hoy sin decisiones por parte del juez federal Edwin Torres.

El magistrado no anunció fecha para la próxima audiencia, pero indicó que esta semana o a comienzos de la próxima hará algún anuncio sobre el caso.

La defensa hizo hincapié en que Martinelli, quien estaba en el tribunal vestido con uniforme de preso y esposado, es objeto de una persecución política de parte del presidente Juan Carlos Varela, que fue vicepresidente en el gobierno del hoy requerido por extradición.

Ilustraciones sobre la audiencia de Ricardo Martinelli ante el Tribunal Federal de Miami.(AP).
Ilustraciones sobre la audiencia de Ricardo Martinelli ante el Tribunal Federal de Miami.(AP).

El abogado Marcos Daniel Jiménez afirmó que este juicio tiene “motivaciones políticas”  y destacó en este sentido la casualidad de la visita a la Casa Blanca que este lunes realizó el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela.

Jiménez mencionó una entrevista del magistrado de la Corte Suprema Harry Díaz, quien actúa como fiscal del caso por las supuestas intervenciones telefónicas, en la que, según dijo, éste reconoció la falta de independencia y corrupción del poder judicial en Panamá.

Según el abogado, la entrevista con Díaz habla “por si misma”  de la falta de garantías del sistema judicial panameño.

La Fiscalía, que representa al Estado panameño en este proceso, afirmó que su papel en este juicio no tiene nada que ver con la política y que su papel es hacer valer el tratado de extradición.

“Si decido no conceder la fianza, estoy dispuesto a acelerar el proceso de extradición”, manifestó juez federal Edwin Torres.

“Lo que nosotros hacemos es seguir la ley” , señaló el fiscal Adam S. Fels.

También destacó que los cargos que se le imputan al expresidente no son políticos, aunque el juez en este punto le preguntó si no había entre las víctimas de la red de espionaje ilegal miembros de la oposición.

El fiscal respondió que eran solo una mínima parte de los espiados.

Pero lo que más enfatizó la parte acusadora es el riesgo de fuga que a su juicio representaría dejar en libertad bajo fianza a Martinelli.

A su juicio, no bastaría con imponerle una fianza elevada, “Dos millones de dólares no son nada para él” , dijo, ni tampoco con ponerle un dispositivo electrónico para tenerlo controlado.

Alejandro Pérez (c), abogado panameño del Ricardo Martinelli, habla con la prensa. (EFE).
Alejandro Pérez (c), abogado panameño del Ricardo Martinelli, habla con la prensa. (EFE).

Hay un alto riesgo de fuga, pues Martinelli es millonario, tiene muchos contactos y posee su propia aeronave, registrada a nombre de una compañía de Utah, con la que podría ir a un tercer país, agregó.

El juez preguntó al fiscal dónde iría si escapase y éste respondió que no sabe, pero que Martinelli tiene licencia de conducir de República Dominicana.

La defensa, por el contrario, defendió que Martinelli vive en este país desde 2015, que ya estaba aquí cuando le formularon los cargos y que acaba de tener una entrevista con funcionarios estadounidenses con vistas a lograr asilo político.

Según sus abogados, en el caso de Martinelli concurren “al menos siete circunstancias especiales”  para concederle fianza y además el expresidente no es un “peligro para la comunidad”  ni existe “riesgo de huida” .

Otro de los asuntos que se trató hoy es el argumento de la defensa de que la orden de arresto presentada por Panamá en su pedido de extradición es “inválida”  e “indebida” .

Según este razonamiento, el hecho de que el Gobierno de Panamá aluda en la orden de arresto al “desacato”  de Martinelli, aparentemente por no haberse presentado a una cita judicial, y no a los delitos que se le imputan en Panamá invalida este proceso.

La Fiscalía, sin embargo, consideró que es un “tecnicismo” , pues “no hay duda de que el prófugo ha sido acusado y es buscado en Panamá por los delitos por los cuales se solicitó su extradición”.