Internacional

La Casa Blanca pide respetar la esfera privada de Barron Trump

La Casa Blanca pidió respeto por la esfera privada de Barron, el hijo de 10 años del presidente de EE. UU. Donald Trump, sobre quien circularon los últimos días chistes en redes sociales.

Por Washington DC/DPA

Barron (a la izq.) junto a su padre, Donald Trump, el día de la toma de posesión. (Foto Prensa Libre: AP).
Barron (a la izq.) junto a su padre, Donald Trump, el día de la toma de posesión. (Foto Prensa Libre: AP).

Existe una larga tradición de permitir que los hijos de los presidentes crezcan alejados de los focos de la actividad política, señala un comunicado publicado el martes último.

"La Casa Blanca confía en que esta tradición continúe. Les agradecemos su cooperación en esta materia", añade la breve declaración en la que no se menciona el nombre de Barron Trump.

No se habla tampoco de ningún hecho concreto que haya motivado este pedido a los medios, si bien después de la ceremonia de asunción de Trump el viernes 20 de enero empezaron a circular en las redes sociales chistes sobre Barron.

Una de las guionistas del programa cómico Saturday Night Live fue suspendida después de que el sábado colgara en Twitter una broma sobre Barron Trump y los ataques armados en escuelas.





Chelsea Clinton, la hija de 36 años del expresidente Bill Clinton y de la rival en los pasados comicios de Trump, Hillary Clinton, salió el domingo en defensa del niño en Twitter. "Barron Trump tiene el derecho de todo niño a ser un niño", escribió.

Pasa a primera plana

Barron Trump empezó a atraer a las cámaras cuando tenía apenas 10 meses de vida, en el Paseo de la Fama de Hollywood. "Es fuerte, inteligente, duro, fiero y brutal, todos los ingredientes que se necesitan para ser empresario", bromeaba entonces sobre él su padre, Donald Trump, cuando en el 2007 recibió una estrella en el famoso paseo. "Mucha suerte Barron, tienes un camino largo por delante", dijo con el niño en brazos. La madre, Melania, sonreía mientras los fotógrafos los retrataban.

Casi 10 años después, el hijo del nuevo presidente de Estados Unidos ha recorrido un camino mucho más largo del que seguramente será consciente.

Luego de la toma de posesión de Trump, el nombre de Barron es casi tan conocido como el de su padre y no resultará tan fácil mantener alejado de los focos al miembro más joven de la familia presidencial.

Ni siquiera aunque el "pequeño Donald", como le gusta llamarle a su madre, permanezca de momento en Nueva York junto a Melania para terminar el curso escolar.

No sólo los paparazzi se interesan por el niño de menos edad de la Casa Blanca desde John F. Kennedy Jr.

  • En este video del 2007 el ahora presidente de EE. UU. mostró a la Prensa al pequeño Barron (a partir del segundo 13).





La humorista Katie Rich hizo un chiste sobre el menor, que a veces parecía algo aburrido durante la toma de posesión de su padre. "Barron será el primer tirador escolar de este país educado en casa", tuiteó Rich, guionista de Saturday Night Live.

Su chiste fue considerado de tan mal gusto que Rich fue suspendida hasta nuevo aviso y se disculpó en Twitter por una broma "insensible", "ofensiva" e "imperdonable".

Para entonces ya se había infringido una regla no escrita. Existe una larga tradición de permitir que los hijos de los presidentes crezcan alejados de los focos de la actividad política, afirmó el martes el portavoz de Trump, Sean Spicer. "La Casa Blanca confía en que esta tradición continúe", añade el comunicado.

La indignación por el chiste de Rich es tal, que más de 121 mil personas firmaron una petición en Internet para pedir a la cadena NBC el despido de Rich.



Melania Trump acomoda la corbata de su hijo Barron, el menor de los hijos de Donald Trump. Ambos vivirán en Nueva York mientras él concluye sus estudios. (Foto Prensa Libre: AFP).
Melania Trump acomoda la corbata de su hijo Barron, el menor de los hijos de Donald Trump. Ambos vivirán en Nueva York mientras él concluye sus estudios. (Foto Prensa Libre: AFP).


La humorista borró el tweet tres horas después de escribirlo y varios de sus compañeros la defendieron, pero por ahora no parece estar sirviéndole de ayuda.

Los hijos de otros presidentes ya tuvieron que enfrentarse a bromas y críticas, como Maila y Sasha Obama, Jenna y Barbara Bush o Chelsea Clinton. Esta última salió en defensa del hijo de Trump. "Barron Trump tiene el derecho de todo niño a ser un niño", tuiteó. "Burlarse del hijo de 10 años de un político al que se detesta es odioso, inmoral y contraproducente", dijo por su parte el presentador de la CNN Jake Tapper.

No es la primera vez que surge una polémica en torno a Barron. En noviembre la humorista Rosie O'Donnell difundió un video en el que sugería que el hijo de Trump podría ser autista. Para ello se basaba en la expresión ausente que parecía tener Barron durante el discurso de Trump en la noche electoral. Pero, ¿quién puede tomarse a mal que un niño de 10 años bostece o parezca aburrido tras una larga noche, a las tres de la madrugada?

"Un niño que ha sido acosado, incluso solo una vez, puede sufrir los efectos durante toda su vida", afirman los autores de la petición en Internet, que advierten de consecuencias como depresiones, ansiedad, sentimientos crecientes de solidad o tristeza y trastornos en el sueño y el apetito.

Podría ser que la lucha declarada por Melania contra el ciberacoso esté también destinada a proteger a su único hijo.

De cualquier forma, será difícil mantener alejado de la esfera pública a Barron Trump.

Su propio padre le llevó en una ocasión a una entrevista con Oprah Winfrey y apareció en su reality-show El aprendiz. La primera vez que salió en televisión, tenía 8 años.



Barron camina en la Avenida Pensilvania junto a su padre, Donald Trump y su madre, Melania Trump. (Foto Prensa Libre: AFP).
Barron camina en la Avenida Pensilvania junto a su padre, Donald Trump y su madre, Melania Trump. (Foto Prensa Libre: AFP).