Internacional

La reina Isabel es grabada diciendo que una delegación china fue “maleducada”

La reina Isabel II fue sorprendida por una cámara afirmando que integrantes de la delegación que acompañó al presidente chino al Reino Unido en el 2015 fueron “muy maleducados”, en un video sin precedentes.

Por Londres/AFP

El insólito comentario de la soberana se produjo durante una conversación con una oficial de la policía londinense. (Foto Prensa Libre: AFP).
El insólito comentario de la soberana se produjo durante una conversación con una oficial de la policía londinense. (Foto Prensa Libre: AFP).

El insólito comentario de la soberana se produjo durante una conversación con una oficial de la policía londinense, apenas horas después de que su primer ministro, David Cameron, fuese pillado calificando de “extraordinariamente”  corruptos a Nigeria y Afganistán.





Cuando en la tradicional Garden Party del palacio de Buckingham le indicaron que la funcionaria Lucy DOrsi fue la encargada de supervisar la seguridad de la visita de Xi en octubre, la reina le contestó: “¡Ay, qué mala suerte!”.

“No sé si usted lo sabe pero para mí fue muy difícil”, dijo la agente, a lo cual la reina replicó que lo sabía y agregó: “Fueron muy maleducados con el embajador”. “¡Increíble!”, apostilló la monarca que lucía abrigo y sombrero de rosa.

La policía asintió y dijo que “fueron muy maleducados y muy poco diplomáticos”, sin especificar a qué integrantes de la delegación se refería.

El ministerio británico de Relaciones Exteriores reaccionó al incidente declarando que “la visita oficial del presidente Xi Jinping al Reino Unido fue un éxito total. Ambas partes lo reconocieron”, dijo su portavoz, Lu Kang.



El insólito comentario de la soberana se produjo durante una conversación con una oficial de la policía londinense. (Foto Prensa Libre: AP).
El insólito comentario de la soberana se produjo durante una conversación con una oficial de la policía londinense. (Foto Prensa Libre: AP).


Por el momento, las autoridades chinas no se han pronunciado. Sin embargo, cuando los comentarios de la reina fueron difundidos en la cadena de televisión británica BBC World, la emisión fue interrumpida en China.

El Palacio de Buckingham declinó referirse al incidente y señaló que no haría comentarios sobre conversaciones privadas de la reina.

Un portavoz del palacio real insistió sin embargo en que la visita del presidente chino fue “un auténtico éxito” y precisó que todas partes implicadas “trabajaron estrechamente para garantizar que todo fuera bien”.

La Policía de Londres dijo que tampoco comentaría esa “conversación privada”.

"Metidas de pata"

El martes, el primer ministro británico, David Cameron, fue grabado por las cámaras mientras charlaba con la reina y con el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, sobre una cumbre contra la corrupción que se celebrará el jueves en Londres.

“Vienen líderes de algunos países extraodinariamente corruptos”, dijo el primer ministro.

“Nigeria y Afganistán, posiblemente los dos países más corruptos del mundo”, insistió, según las imágenes difundidas por la cadena de televisión ITV.

Welby, que trabajó como director petrolero en el oeste de África antes de hacerse sacerdote y que participó en la resolución del conflicto en Nigeria, precisó que “este presidente en realidad no es corrupto”.

“Lo está intentando de verdad”, contestó Cameron, y la reina pidió a Welby: “¿Lo está intentando, no?”

No estaba claro a qué mandatarios se referían, pero tanto el presidente nigeriano Muhammadu Buhari y su homólogo afgano, Ashraf Ghani, deben participar en la cumbre anticorrupción.

Situación incómoda

Un portavoz del presidente nigeriano dijo que los comentarios de Cameron sobre la corrupción eran “incómodos”.

“Esto nos incomoda, como mínimo, teniendo en cuenta el buen trabajo que esta haciendo el presidente. El mundo entero está mirando lo que está pasando aquí”,  dijo el portavoz Garba Shehu en las redes sociales.

“El primer ministro debe estar mirando una vieja foto de Nigeria. Las cosas están cambiando, respecto a la corrupción y a otros temas”, insistió.

En Afganistán, el presidente Ashraf Ghani también prometió tomar medidas para reducir la corrupción cuando fue elegido en el 2014.

El martes, una portavoz de Downing Street dijo que no haría comentarios sobre conversaciones privadas pero que tanto Buhari como Ghani “reconocían el nivel de corrupción al que tenían que enfrentarse en sus países”.

Precisó que en unos informes que iban a ser publicado durante la cumbre, Ghani escribe que Afganistán es “uno de los países más corruptos del mundo”.