Internacional

Libia anuncia la muerte del yihadista Belmojtar, Washington se mantiene prudente

Libia anunció la muerte del yihadista argelino Mojtar Belmojtar, considerado autor intelectual del asalto y la toma de rehenes en una planta de gas en Argelia en 2013, en un bombardeo estadounidense en territorio libio, aunque Estados Unidos no confirmó el deceso.

Por Bengasi/AFP

Archivado en:

Al Qaeda Libia Terrorismo
En abril del 2013 ya se había anunciado la muerte de Mojtar Belmojtar, no obstante un mes después reivindicó un atentado terrorista. (Foto Prensa Libre: baabalshams.com)
En abril del 2013 ya se había anunciado la muerte de Mojtar Belmojtar, no obstante un mes después reivindicó un atentado terrorista. (Foto Prensa Libre: baabalshams.com)

El Pentágono indicó que Belmojtar había sido el objetivo de un bombardeo estadounidense pero no dio más detalles sobre si había muerto o no.

“El ataque fue realizado por un avión estadounidense. Seguimos evaluando los resultados de la operación y daremos más detalles cuando sea oportuno”, dijo el portavoz del Pentágono, coronel Steve Warren.

Si se confirmara, el fallecimiento de Belmojtar representaría un éxito en la lucha que dirige Estados Unidos contra los jefes de los grupos yihadistas, que persiguen en varios países, especialmente con la ayuda de drones.

Según el portavoz del gobierno libio reconocido por la comunidad internacional, “este ataque se produce en el marco del apoyo internacional que siempre hemos reclamado para combatir a los grupos terroristas en Libia”.

“La coordinación con Estados Unidos continuará en la lucha contra los terroristas”, agregó Hatem al Ouraybi.

Un responsable del gobierno libio reconocido había anunciado el domingo que el jefe yihadista había muerto en un “bombardeo del ejército estadounidense” contra “una finca” en Ajdabiya, a 160 kilómetros al oeste de Bengasi, capital del este libio.

Según el responsable, Belmojtar mantenía allí “una reunión con otros jefes de grupos extremistas, incluidos miembros de Ansar Asharia”, un grupo libio vinculado a Al Qaeda y catalogado como terrorista por la ONU.    

En las redes sociales, las cuentas yihadistas mencionaban 7 muertos en el bombardeo. Una página de Facebook de un grupo islamista de Ajdabiya publicó el domingo por la mañana fotografías de cuerpos así como los nombres de las personas abatidas, sin hacer ninguna referencia a Belmojtar.

“El ataque fue realizado por un avión estadounidense. Seguimos evaluando los resultados de la operación y daremos más detalles cuando sea oportuno”, coronel Steve Warren, portavoz del Pentágono.

No se trata de la primera vez que se anuncia la muerte del jefe yihadista argelino.

Chad lo declaró muerto en abril de 2013, tres meses después del ataque contra la planta de gas de In Amenas, en Argelia. Sin embargo, Belmojtar reivindicó un mes después, en mayo de 2013, un doble atentado suicida que dejó una veintena de muertos en Níger.

Fidelidad a Al Qaida

Nacido en junio de 1972 en Gardaya, en las puertas de Sáhara, comenzó a combatir a los 19 años en Afganistán en 1991. Allí perdió uno de sus ojos, ganándose el apodo de el “tuerto”.

Exjefe del grupo Al Qaeda en el Magreb islámico (AQMI), del que fue expulsado, Mojtar Belmojtar creó a finales de 2012 su propia unidad combatiente, la de “Los que firman con sangre”.

En enero de 2013, Belmojtar reivindicó el ataque y la toma masiva de rehenes en el complejo de gas de In Amenas, en el Sáhara argelino, que se saldó con la muerte de 37 extranjeros, un argelino y 29 raptores.

El grupo yihadista Al Murabitun, leal a la red Al Qaeda, nació en 2013 de la fusión de los “Los que firman con sangre” de Belmojtar y del Movimiento para la Unión y la Yihad en África Occidental (MUYAO), en el norte de Malí.

El mes pasado un dirigente del grupo anunció su adhesión a EI, pero Belmojtar no tardó en distanciarse de estas declaraciones, dejando en evidencia una lucha interna por el poder de la organización.

Sumida en el caos desde la caída en 2011 de Muamar Gadafi, Libia es escenario de violentos combates entre milicias fuertemente armadas y cuenta con dos gobiernos y sendos parlamentos rivales.

Organizaciones yihadistas han aprovechado este caos, entre ellas el grupo Estado Islámico, que se implantó en el país el año pasado.