Internacional

Maduro, Castro y Los Zetas, en la lista de “depredadores”  de la prensa

Reporteros Sin Fronteras  (RSF) divulgó este miércoles su lista de 35 “depredadores”  para recordar el Día Internacional para acabar con la Impunidad en los Crímenes contra Periodistas, entre los que incluyó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, al de Cuba, Raúl Castro, y al cartel mexicano de Los Zetas.

Por París/EFE/AP

La libertad de Prensa esta amenazada en varios países de América Latina. El gremio peridistico protesta contra crimenes en México. (EFE).
La libertad de Prensa esta amenazada en varios países de América Latina. El gremio peridistico protesta contra crimenes en México. (EFE).

“Sus técnicas son variadas. Algunos torturan y asesinan a través de sus brazos armados, otros practican los arrestos masivos y los encarcelamientos arbitrarios y otros métodos más sibilinos, al abrigo de leyes antiterroristas, por ejemplo” , destacó este miércoles RSF, organismo con sede en París.

Entre los 35 jefes de Estado y de Gobierno, líderes religiosos, milicias y organizaciones mafiosas o criminales que hostigan a los periodistas, figura además el presidente ruso, Valdimir Putin; el de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang; el de China Xi Jinping; el de Egipto, Abdelfatah Al Sissi; y el de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

“Estos depredadores son los que más pisotean la libertad de prensa y los que cometen las peores atrocidades contra los periodistas” , denunció Christophe Deloire, secretario general de RSF, quien propuso acabar con la impunidad nombrando un representante especial de la ONU que siga de cerca estos casos para proteger a los periodistas.

Otros políticos de la lista de Reporteros Sin Fronteras son el presidente de Siria, Bachar al Asad; el de Arabia Saudí, el rey Salman bin Abdelaziz; el líder norcoreano Kim Jong-un; el primer ministro de Tailandia, Prayut Chan-O-Cha; y el guía supremo de Irán, Ali Khamenei.

Constan también varios Jefes de Estado de países del Asia central y del Este de Europa que fueron antiguas Repúblicas de la Unión Soviética.

El Estado Islámico  (EI) , los servicios secretos de Pakistán también figuran en la lista de RSF, así como el movimiento político chiíta Houthis  (Yemen) y el grupo islamista Shebab  (Somalia) .

El Día Internacional para poner fin a la Impunidad en los Crímenes contra Periodistas se celebra el 2 noviembre desde que la ONU estableció esa fecha en el 2013, en conmemoración del asesinato de dos periodistas franceses en Malí.

Se calcula que durante la última década más de 800 informadores han sido asesinados simplemente por informar y solo el 10 % de estos crímenes ha concluido en condena.

América Latina, cada vez más peligrosa para los periodistas

América Latina, con 51 periodistas asesinados en el 2014-2015, es la segunda región más peligrosa del mundo para los periodistas, detrás de los países árabes, indica un informe de la Unesco publicado este miércoles.

En total 115 periodistas murieron en todo el mundo, especialmente en los países árabes  (78) , sobre todo en los conflictos de Siria, Irak, Yemen y Libia.

“Los medios y la libertad de expresión están en estado de sitio”, advierte la Unesco en un informe publicado con motivo de la Jornada internacional del fin de la impunidad en los crímenes contra los periodistas.

Francia, tras el ataque contra la redacción del semanario satírico Charlie Hebdo  (8 periodistas muertos) se coloca en tercera posición detrás de Siria  (13 reporteros muertos) e Irak  (10) .

Le siguen Brasil, México y Sudán del Sur, con siete reporteros muertos en el ejercicio de su profesión. India, Libia y Filipinas presentan cada uno un balance de seis periodistas muertos.

Desde el 2006, año en que la Unesco comenzó a publicar este informe cada dos años, la institución registró la muerte de 827  periodistas, es decir uno cada cinco días. Sólo el 2012 fue más mortífera que el 2015, con 124 periodistas muertos.

La televisión es por primera vez el medio más afectado, con 35 muertos en el 2014 y también en el 2015. En el 2015, particularmente en Siria, 21 periodistas que trabajaban para sitios en internet perecieron en el 2015.

La Unesco advierte igualmente que, si bien la muerte de un corresponsal extranjero causa mucho revuelo, un 95% de los periodistas mueren en su propio país.

El organismo contabiliza en su balance todos los periodistas muertos, presumiendo que fueron víctimas de su profesión, quedando a cargo de las autoridades nacionales la tarea de demostrar que no fallecieron a causa de ésta, precisó un vocero.

La cifra de 67 periodistas muertos en el 2015, establecida por Reporteros Sin Fronteras  (RSF) , sólo incluye a los profesionales muertos en el ejercicio del periodismo, precisó la oenegé.

Los ataques contra los periodistas siguen globalmente impunes en un 92% de casos y menos de un caso de periodista muerto sobre diez da lugar a juicio ante un tribunal nacional, destaca igualmente la Unesco. “Consecuencia: los criminales pueden deducir que, pase lo que pase, escaparán a la justicia” , deplora igualmente la agencia de la ONU para la educación y la cultura.

Destaca sin embargo que los países en los que se registran muertes de periodistas han sido más proclives a responder a encuestas que hace dos años. De 62 países interrogados, 40 respondieron a cuestionarios de la Unesco, contra 16 respuestas para 59 países concernidos en el informe anterior.

2016 fue el peor año para periodistas en Afganistán

El 2016 ha sido hasta ahora el año más mortífero para periodistas en Afganistán, informó este miércoles un grupo activista.       

Najib Sharifi, titular del Comité para la Seguridad de Periodistas de Afganistán, dijo que en lo que va de año 11 periodistas han perdido la vida en el país, la cifra más alta hasta ahora.       

En total desde hace 16 años han muerto 60 periodistas en Afganistán y sus muertes nunca han sido investigadas, dijo el comité.       

Esa cifra incluye a periodistas caídos en medio del conflicto y los asesinados con intención.       

El comité exigió que el gobierno afgano ponga fin a la cultura de impunidad en torno a las muertes de periodistas. Advierte que de lo contrario ese país perderá su vibrante prensa local, uno de los logros más destacados del derrocamiento del Talibán.