Internacional

Maduro denuncia campaña para "afectar" ánimo de venezolanos

El presidente Nicolás Maduro denunció la existencia de una supuesta “guerra psicológica” orquestada desde Estados Unidos, España y Colombia que apuntaría a desmovilizar a los venezolanos que atendieron su llamado a rechazar la decisión del presidente Barack Obama de declarar a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad estadounidense.

Por Caracas/AP

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso ante partidarios reuniendo frente al palacio presidencial en Caracas. (Foto Prensa Libre: AFP
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pronuncia un discurso ante partidarios reuniendo frente al palacio presidencial en Caracas. (Foto Prensa Libre: AFP

En su programa semanal de radio y televisión En Contacto con Maduro, el mandatario denunció este martes la “ola de rumores que lanzan desde el eje Miami-Bogotá-Madrid” contra Venezuela que incluiría versiones de supuestos secuestros de niños para “obtener órganos”.

“Las basuras que lanzan los enemigos de la patria para tratar de perturbar a través de las redes sociales”, dijo Maduro.

Según el gobernante venezolano, dichos rumores también difundirían que su gobierno estaría “obligando... a los niños a hacer cartas y firmar contra Obama” con la intención de desviar la atención y perturbar el ánimo de los venezolanos que se están movilizando para expresar su rechazo a la medida estadounidense.

Acotó, sin dar detalles, que emprenderá acciones judiciales contra aquellos que activaron los rumores y los que reproduzcan “las basuras que lanzan los enemigos de la patria para tratar de perturbar” a través de las redes sociales.

“Los que se prestaron para esta campaña absurda, falsa y terrorista deben ser encontrados, buscados y castigados severamente por las leyes venezolanas“, enfatizó.

El gobierno de Maduro inició la semana pasada una intensa campaña nacional de recolección de al menos 10 millones de firmas contra la acción ejecutiva de Obama, la cual se tradujo en la congelación de los bienes de siete funcionarios venezolanos acusados de violaciones a los derechos humanos.

En dicha orden el mandatario estadounidense declaró a Venezuela una amenaza extraordinaria para la seguridad nacional, un término jurídico necesario para aplicar las sanciones.

firmas.jpg

Una venezolana acude a un centro de recolección de firmas en contra de la orden ejecutiva de Barack Obama. (Foto Prensa Libre: Internet).

El gobernante venezolano espera entregar las rúbricas personalmente a Obama para exigirle revertir la medida en el marco de la próxima Cumbre de Las Américas.

Maduro indicó que detrás de la ola de rumores estaría el consultor Juan José Rendón, o “J.J. Rendón“, oriundo de Venezuela, que tiene sus oficinas centrales en Miami. En 2013 el mandatario venezolano declaró a Rendón “enemigo público número uno” por apoyar a la oposición en el país.

“Ustedes saben que J.J. Rendón es un prófugo de la justicia venezolana... tiene poderosos intereses políticos y económicos en Bogotá... y él ha montado una campaña de la cual es especialista... de guerra psicológica“, expresó.

Leopoldo-Lopez-980.jpg

El líder opositor, Leopoldo López, permanece en prisión desde hace más de un año. (Foto Prensa Libre: Hermeroteca PL).

La victoria más importante de Rendón a la fecha fue el triunfo arrollador de Juan Manuel Santos en Colombia en el 2010. Sin embargo, cuatro años después fue obligado a renunciar como jefe de estrategia de la campaña para la reelección de Santos ante acusaciones, que él rechaza, de que recibió  US$12 millones de los principales jefes del narcotráfico para que negociara la entrega de ellos a las autoridades a cambio de que no fueran extraditados.

“Los que se prestaron para esta campaña absurda, falsa y terrorista deben ser encontrados, buscados y castigados severamente por las leyes venezolanas“, enfatizó Maduro.

Maduro también rechazó el anunció del ex presidente socialista español Felipe González de que ayudará y asesorará al equipo legal que defiende a los opositores venezolanos Antonio Ledezma, alcalde metropolitano de Caracas que fue detenido el pasado febrero, y Leopoldo López, que lleva más de un año en prisión. Ambos están acusados de encabezar un supuesto complot para derrocarlo.

“Felipe González ha decidido incorporarse al eje Bogotá-Madrid... para apoyar a los golpistas, a las personas que desconocen la Constitución y que están buscando una intervención extranjera en Venezuela“, aseveró.

Maduro repetidamente ha denunciado que las sanciones impuestas por Estados Unidos buscan allanar el camino para una eventual invasión militar. Esos señalamientos han sido rechazados reiteradamente por voceros del Departamento de Estado.