Internacional

Presidente catalán acude a declarar arropado por miles

Miles de personas ondeando banderas independentistas catalanes se manifestaron este jueves en el exterior de una corte en Barcelona para apoyar al presidente interino de Cataluña, Artur Mas, antes de declarar por la celebración de un referendo simbólico sobre la secesión de España el año pasado.

Por Barcelona/AFP/AP/EFE

Artur Mas (centro), entre cientos de personas a la salida del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.
Artur Mas (centro), entre cientos de personas a la salida del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Unos 400 alcaldes partidarios de la independencia y líderes de formaciones secesionistas se unieron a Mas y al resto de su gobierno en su llegada a pie al tribunal, donde fueron jaleados por la multitud que esperaba.       

Mientras Mas saludaba a los asistentes desde la escalinata de acceso al tribunal, la multitud coreaba “Independencia, independencia” y “Esta corte no nos representa” .      

Mas está siendo investigado por desobediencia grave, abuso de fondos públicos, prevaricación, usurpación de poder y obstrucción a la justicia. Si es hallado culpable, podría enfrentar desde una inhabilitación hasta una pena de año de prisión.       

El proceso se abrió tras la consulta catalana del 9 de noviembre del 2014, que se celebró pese a estar prohibido por el Tribunal Constitucional español.       

“Llevan al presidente Mas ante un tribunal para inhabilitarlo, tenemos el deber de ignorar cualquier decisión en este sentido” , afirmó el coordinador general del partido conservador de Mas  (CDC) , Josep Rull.

Solo la mitad de las personas con derecho a boto participaron en el referendo informal. De ellos un 80% se mostró a favor de independizarse de España.       

La alianza proindependentista liderada por Mas, “Junts pel Sí” , obtuvo la mayoría de los votos en las elecciones regionales del mes recipasado, pero no logró suficientes para hacerse con la mayoría parlamentaria. La cita se había presentada con un referendo de facto.     

Responsable de consulta

El presidente regional de Cataluña, Artur Mas, se declaró este jueves ante un juez “máximo responsable”  de haber impulsado en 2014 la consulta simbólica sobre la independencia de esta región española por lo que se le imputa un presunto delito de “desobediencia” .

“Me declaro máximo responsable de haber tomado la iniciativa política y de haber ideado e impulsado”  dicha consulta, dijo Mas en una conferencia en la sede del gobierno regional después de declarar durante una hora larga en un juzgado de Barcelona, donde recibió el apoyo de unos 3.000 simpatizantes.

“Por dar la voz a la gente (...) se debería comparecer ante un parlamento pero nunca ante un tribunal y mucho menos por causa penal” , “esta es una causa política, se debería resolver dentro del marco político” , añadió.

Por ello, Mas espera que la causa sea archivada aunque “nos enfrentamos a un Estado que está actuando de una manera muy dura, muy áspera y en algunos casos muy sórdida” . “Pero yo confío en el criterio de la gente que debe impartir justicia” , dijo.

 “Me declaro máximo responsable de haber tomado la iniciativa política y de haber ideado e impulsado”  dicha consulta, dijo Mas.

Junto a dos miembros de su gobierno, Mas está imputado por delitos de desobediencia, malversación, prevaricación y usurpación de funciones por la organización el 9 de noviembre de 2014 de una consulta simbólica sin valor legal sobre la independencia de esta rica región de 7,5 millones de habitantes.

De ser finalmente condenado, el líder independentista podría ser inhabilitado. En su comparecencia, dejó la puerta abierta a desoír dicha inhabilitación, aunque todo dependerá “de la situación jurídica”  de la región que Mas y sus aliados quieren empujar hacia un proceso para declarar la independencia en 2017.

Aquella consulta, impulsada por el gobierno regional pero con la colaboración de 40.000 voluntarios, pretendió reemplazar al referéndum férreamente rechazado por el gobierno conservador español de Mariano Rajoy.

Sin embargo, la votación fue prohibida por el Tribunal Constitucional que consideró que el ejecutivo regional no podía organizar una votación sobre una cuestión de repercusiones nacionales.

Unos 2.3 millones de personas habían participado en la consulta y un 80% apoyó la independencia.

Esta comparecencia se produjo mientras la coalición Junts pel Sí  (Juntos por el Sí) , impulsada por Mas y vencedora de las elecciones del 27 de septiembre, negocia con la izquierda radical CUP para formar un gobierno regional de corte separatista.