Internacional

Sicarios matan a segundo alcalde del sur de México

Ambrosio Soto, alcalde del municipio de Pungarabato, en el estado mexicano de Guerrero, fue asesinado por sicarios cuando se encontraba en una localidad de Michoacán, luego de haber denunciado amenazas del crimen organizado.

Por Ciudad de México/EFE

Ambrosio Soto Duarte fue asesinado a balazos durante una emboscada.
Ambrosio Soto Duarte fue asesinado a balazos durante una emboscada.

“El día de ayer (sábado) fue asesinado nuestro compañero Ambrosio Soto, presidente municipal de Pungabarato, Guerrero, asediado por el crimen organizado”, dijo el senador del izquierdista Partido de la Revolución Democrática  (PRD), Miguel Barbosa, vía Twitter.

El crimen tuvo lugar el sábado en la noche en San Lucas, en el occidental estado de Michoacán, cuando el edil viajaba hacia ciudad Altamirano  (Guerrero) en su vehículo y escoltado por varios policías federales.

Un grupo de sicarios atacó a balazos el convoy, y en el suceso también falleció su chófer y resultaron heridos cuatro agentes de seguridad, de acuerdo con reportes de medios locales.

El pasado 5 de julio recién pasado un familiar del alcalde, que también trabajaba como su chófer, fue asesinado y hallaron su cuerpo en un basurero con severas huellas de tortura y varios impactos de bala.

Según explicó Barbosa en un mensaje de video, Ambrosio Soto les pidió ayuda hace un año para que su municipio y él mismo recibieran “cuidado, custodia y seguridad”.

“Había sido amenazado por el crimen organizado por no admitir el pago del derecho de piso, por impedir que se comerciara con carne robada. Estaba en contra del crimen organizado y no se dejó amedrentar”, destacó el senador.

Barbosa denunció que a pesar de las reiteradas demandas de protección, la Secretaría de Gobernación  (Segob) no dio respuesta a las peticiones.

"Había sido amenazado por el crimen organizado por no admitir el pago del derecho de piso, por impedir que se comerciara con carne robada. Estaba en contra del crimen organizado y no se dejó amedrentar”, destacó Miguel Barbosa

Con este crimen suman dos alcaldes asesinados en menos de 24 horas en México luego de que la mañana del sábado el alcalde del poblado de San Juan Chamula, en Chiapas  (sur) , y cuatro hombres más, dos de ellos funcionarios, fueran baleados durante una protesta en un crimen que se presume habría sido motivado por rivalidades políticas.

En los últimos años, varios alcaldes han sido asesinados en México. La mayoría de los crímenes estuvieron relacionados con pugnas del narcotráfico, según autoridades.

Pungabarato, con unos 25.000 habitantes, se localiza en la llamada Tierra Caliente, en el centro de Guerrero y con fuerte presencia de grupos criminales.

Guerrero, uno de los estados más empobrecidos del país y punto clave de la siembra y tráfico de marihuana y goma de opio, es escenario de violentas disputas entre narcotraficantes.

La noche del 26 de septiembre de 2014, 43 estudiantes de Ayotzinapa fueron atacados por policías corruptos de Iguala, quienes los habrían entregado a miembros del cártel Guerreros Unidos.

Los criminales los habrían asesinado e incinerado en un basurero del vecino poblado de Cocula, para luego arrojar los restos a un río, según la versión de la fiscalía que sin embargo ha sido cuestionada por investigadores independientes.

En la última década, la violencia ligada al narcotráfico ha dejado más de 100.000 muertos y desaparecidos en México.