Internacional

Mueren 28 por tres atentados atribuidos a Boko Haram en Camerún

Tres atentados cometidos por suicidas dejaron 28 muertos el lunes en un mercado de la localidad de Bodo, en el extremo norte de Camerún, una región que sufre con frecuencia la violencia del grupo yihadista Boko Haram.

Por Yaundé/AFP

Camerún sufre con frecuencia la violencia de Boko Haram.
Camerún sufre con frecuencia la violencia de Boko Haram.

“Hubo tres atentados suicidas en el mercado, hay muchas víctimas” , dijo a la  AFP  una fuente que pidió no ser identificada.

En la región del Extremo Norte, mil 200 personas han muerto desde el 2013, según un balance publicado a principios de enero por el portavoz del gobierno y ministro de Comunicación, Issa Tchiroma Bakary.





Tras tolerar durante años la presencia del grupo armado, Camerún decidió reforzar la seguridad en el 2013, para evitar que Boko Haram utilizara la región como retaguardia y lugar de aprovisionamiento de armas, vehículos y mercancías.

Después, Camerún endureció su posición y junto a Níger, Nigeria y Chad conformaron una coalición a principios del 2015, con el objetivo de erradicar al grupo yihadista, que comenzó una ofensiva en el 2009.

El pasado 13 de enero, un ataque suicida causó la muerte de 13 personas en una mezquita de Kouyape  (norte) , y unos días después otras cuatro personas fallecieron en otro atentado en la localidad Nguetchewe, también en el norte.

En los últimos meses, Boko Haram ha extendido sus ataques a países vecinos de Nigeria como Camerún y Chad, cuyos ejércitos se han sumado a una misión militar multinacional que ha recuperado buena parte de los territorios que estaban en manos de los terroristas.

En el 2015, Boko Haram mató a más de tres mil personas a pesar de haber perdido la mayoría del territorio que controlaba en Nigeria y Chad, países que a principios de año comenzaron a coordinar ataques contra el grupo terrorista en los alrededores del lago Chad.

A pesar de los grandes avances logrados, Boko Haram sigue siendo una gran amenaza para la seguridad de la zona, en parte porque Nigeria y sus aliados regionales han sido incapaces de desplegar la fuerza multinacional conjunta que acordaron el año pasado.