Internacional

Nave de carga espacial Dragon de SpaceX regresa a la Tierra

Dragon, la cápsula no tripulada de la sociedad estadounidense SpaceX, se separó este jueves de la Estación Espacial Internacional y horas después amerizó en el océano Pacífico frente a las costas de California, informó la Nasa.

Por Washington DC/AFP

La Cápsula Dragon de SpaceX vuelve a Tierra con una zambullida en el océano (Foto Prensa Libre:AP).
La Cápsula Dragon de SpaceX vuelve a Tierra con una zambullida en el océano (Foto Prensa Libre:AP).

La nave comenzó su viaje de retorno a las 11.04 GMT, cuando la agencia espacial estadounidense transmitió imágenes de la blanca cápsula flotando libre del brazo robótico de la estación orbital. Ayudada por paracaídas, amerizó en la costa de Long Beach (California, oeste de EE.UU.) a las 16.42 GMT.

Dragon es la única nave de suministros que puede volver intacta a la Tierra. Esta vez regresó con 1,4 toneladas de carga, que comprenden muestras de experimentos médicos y biotecnológicos, entre otros.

Fue lanzada desde Cabo Cañaveral, Florida (sureste), el 14 de abril y llegó a la Estación Espacial Internacional (EEI) tres días después, con alimentos y suministros para la tripulación en órbita.

En la EEI vive un equipo de seis astronautas internacionales que normalmente vuelven tras seis meses de misión.

Pero dos hombres, el estadounidense Scott Kelly el ruso Mikhail Kornienko, están pasando un año en el laboratorio para poner a prueba los límites del cuerpo y la mente humanas y ayudar a los científicos a preparar misiones más prolongadas al espacio profundo en el futuro. Estarán de regreso en marzo del año que viene.

Se trata de la sexta misión de carga de las 12 que tiene previstas la firma SpaceX con su cápsula Dragon, como parte de un contrato con la Nasa de 1.600 millones de dólares.

El próximo viaje está fijado para el 26 de junio.

Otro proveedor comercial espacial, Orbiter, está temporalmente fuera de consideración para hacer viajes de suministro. Su cohete Antares explotó poco después de su lanzamiento en octubre del 2014, destruyendo la cápsula de carga Cygnus que transportaba.