Internacional

Padrastro quema las manos a sus dos hijos como castigo por haber botado la comida

Un hombre identificado como José Olmedo de 20 años, furioso porque sus dos hijastros no quisieron comer y tiraron los platos de comida, los castigó quemándoles las manos en un comal ardiendo.

Por redacción Internacional

Este es el hombre que ahora deberá enfrentar cargos por violencia familiar y lesiones. (Foto Prensa Libre: Fiscalía de Chihuahua, Televisa).
Este es el hombre que ahora deberá enfrentar cargos por violencia familiar y lesiones. (Foto Prensa Libre: Fiscalía de Chihuahua, Televisa).

La historia tuvo lugar en la fronteriza ciudad mexicana de Ciudad Juárez en el estado de Chihuahua.

El padrastro estaba a cargo del cuido de una niña de 2 años y un niño de 3, de acuerdo con información que publicó en su sitio de internet el periódico El Excelsior.

Según el medio, el sujeto se molestó porque los niños tiraron sus platos de comida, ahora el padre biológico de los niños que tampoco ha sido identificado anunció que lo demandará.

El niño tuvo que ser sometido a una cirugía plástica reconstructiva debido a la gravedad de las heridas.



Esta es la cocina donde los menores fueron agredidos y donde los investigadores determinaron que estaba en condiciones insalubres. (Foto: La Voz de Chihuahua).
Esta es la cocina donde los menores fueron agredidos y donde los investigadores determinaron que estaba en condiciones insalubres. (Foto: La Voz de Chihuahua).


La Policía ya detuvo a Olmero quien fue remitido a la Fiscalía de Chihuahua junto con la madre de los pequeños, que según la publicación de La Voz de Chihuahua, no tenía conocimiento de los hechos puesto que se encontraba trabajando.

Este medio también citó que según las primeras investigaciones, los niños habrían botado los platos de comida de manera accidental.

El sitio web de Noticieros Televisa explicó que el hombre enfrentará cargos por violencia familiar y lesiones en prejuicio de sus hijos de nombre Elizabeth y Oliver.

Añadió que las autoridades se enteraron por la denuncia que interpuso el padre biológico el 26 de junio último.





Las autoridades visitaron la vivienda para constatar la situación de los menores y los encontraron en condiciones deplorables ya que por la insalubridad de la vivienda las heridas se les habían infectado.

La madre de los menores declaró que dos días antes, cuando ella se fue al trabajo, su niña trató de tomar un plato de comida que se encontraba sobre la barra de la cocina pero se le cayó. Ante esto, su pareja sentimental se enojó y les puso las manos sobre el comal caliente para que aprendieran a no agarrar cosas sin permiso causándoles quemaduras de tercer grado.

También mencionó que no es la primera vez que los disciplina, pero no denunciaba por el miedo que le tiene ya que es una persona muy agresiva.