Internacional

Víctima mexicana de pedofilia critica perdón del Vaticano a Legionarios

Una víctima de pedofilia criticó el jueves el perdón del Vaticano a los Legionarios de Cristo, asegurando que la polémica congregación mexicana obtuvo esta indulgencia como una estrategia oportunista previa a la visita del papa Francisco.

Por Méxco/AFP

El Papa otorgó la “indulgencia plenaria” a la controvertida congregación mexicana. (Foto Prensa Libre: EFE).
El Papa otorgó la “indulgencia plenaria” a la controvertida congregación mexicana. (Foto Prensa Libre: EFE).

En un comunicado oficial, la congregación ultraconservadora, empeñada en limpiar su imagen marcada por la pedofilia de su fundador Marcial Maciel (1920-2008), informó el miércoles de la decisión del papa de conceder el perdón de la Iglesia.

La indulgencia plenaria, solicitada por los mismos Legionarios de Cristo para "celebrar dignamente" el 75 aniversario de su congregación, fue comunicada a través de una nota de la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede con fecha 27 de julio del 2015.

"No parece que sea el ejercicio de un perdón, sino más bien una oportunidad que ellos mismos se han conseguido para poner otra vez en el candelero a la Legión de Cristo", José Barba, víctima de abuso sexual.

"No parece que sea el ejercicio de un perdón, sino más bien una oportunidad que ellos mismos se han conseguido para poner otra vez en el candelero a la Legión de Cristo", dijo a la AFP José Barba, una de las víctimas de abuso sexual.

Barba consideró que los legionarios se están adelantando a "una coyuntura muy importante, que es la próxima venida del papa a México" en 2016.

Dos años antes de su muerte, Maciel recibió la orden del Vaticano de retirarse del ministerio público de su actividad sacerdotal debido a los escándalos.

Aunque Barba advierte que el documento no fue firmado por el papa Francisco, sino por el títular de la penitenciaria de la iglesia católica en Roma, dice que a las víctimas de los legionarios no les importa que el pontífice se reúna con ellos durante su estancia en México en 2016.

"No nos importa porque nunca se nos ha dado respuesta canónica conforme a lo que teníamos derecho", dijo Barba, quien incluso interpreta la indulgencia otorgada como lo dice la Real Academia Española: un disimulo de culpas.

Benedicto XVI se negó a reunirse con las víctimas de Maciel durante la visita que realizó a México en 2012.

El Vaticano ha "sido indulgente con los legionarios durante décadas", lo prueban los más de 200 documentos sobre los abusos, publicados en 2012 por las víctimas, que estuvieron en posesión del Vaticano desde hace décadas, sin que los sacara a relucir, lamentó el exsacerdote de esta congregación.

Los legionarios son quienes promovieron la solicitud de indulgencia "para sacar partido posterior" porque saben que "las víctimas principales (...) estamos acá", puntualizó.

El papa Juan Pablo II visitó en cinco ocasiones México durante sus más de 26 años de pontificado y el papa emérito Benedicto XVI una sola vez en marzo del 2012. La congregación participó activamente en estos viajes.

Polémica indulgencia

Según el documento de la Penitenciaría Apostólica donde se otorga la indulgencia plenaria, los legionarios y los miembros del Regnum Christi, brazo seglar, podrán alcanzar la indulgencia plenaria “si renuevan por devoción sus compromisos que los vinculan al Movimiento o a la Legión, y rezan por la fidelidad de su patria a su vocación cristiana, por las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada, y por la defensa de la familia”.



El fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien es acusado de múltiples casos de pedifilia, de rodillas frene al papa Juan Pablo Segundo. (Foto: Internet).
El fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel, quien es acusado de múltiples casos de pedifilia, de rodillas frene al papa Juan Pablo Segundo. (Foto: Internet).


Se les concede la indulgencia plenaria “cuando se dedican por un tiempo conveniente a la práctica de las obras de misericordia”, así como “a enseñar o aprender la doctrina cristiana o participan en misiones de evangelización”, reza el texto.

La solicitud de indulgencia fue presentada por el director general de la congregación, el mexicano Eduardo Robles-Gil, para “celebrar dignamente” el 75 aniversario de su fundación.

La congregación conservadora, fundada en 1941, logró por décadas ocultar las denuncias contra Maciel y contó con la protección de altos jerarcas del Vaticano durante el pontificado de Juan Pablo II  (1978-2005), quien consideraba a los legionarios un ejemplo de virtud católica.

Con una petición colectiva de “perdón”  por “los comportamientos graves y objetivamente inmorales”  cometidos por el fallecido Maciel, pronunciada a través de un comunicado divulgado en febrero del año pasado en Roma tras una serie de reuniones extraordinarias, el movimiento, presente en casi toda América Latina, prometió “iniciar una nueva etapa”  después de estar al borde de la disolución por haber protagonizado uno de los mayores escándalos de la Iglesia.