Internacional

Pasajero de autobús mata a cuatro asaltantes en México

Un pasajero de un autobús mató a cuatro presuntos asaltantes el lunes.

Por México/AFP

Autoridades mexicanas trabajan en el sitio donde encontraron los cuerpos de cuatro personas que presuntamente fueron atacadas a balazos por el pasajero. (Foto Prensa Libre: EFE).
Autoridades mexicanas trabajan en el sitio donde encontraron los cuerpos de cuatro personas que presuntamente fueron atacadas a balazos por el pasajero. (Foto Prensa Libre: EFE).

El incidente ocurrió cuando el vehículo transitaba por una zona boscosa conocida como La Marquesa, en las afueras de Ciudad de México, informaron autoridades locales.

Los cadáveres de los cuatro hombres fueron abandonados en el kilómetro 38 de la carretera México-Toluca, una de las principales rutas de acceso a la capital mexicana, informó la fiscalía del vecino estado de México.

“Se ha podido establecer que los cuatro sujetos presuntamente eran asaltantes, quienes minutos antes de perder la vida habrían despojado de sus pertenencias a los pasajeros de un autobús”, detalló un comunicado de la fiscalía.

En uno de los cuerpos se localizó un recibo que se entrega a los pasajeros al pagar su viaje y con ello se estableció que el autobús salió de madrugada del poblado de San Mateo Atenco, a unos 50 kilómetros de Ciudad de México.

Según pasajeros que fueron localizados por las autoridades, los cuatro hombres abordaron la unidad a la salida de San Mateo Atenco y después con armas en mano y amenazas despojaron a los viajeros de sus pertenencias.

“Cuando los presuntos delincuentes se disponían a descender de la unidad, uno de los pasajeros se puso de pie y comenzó a dispararles, causándoles lesiones que ocasionaron los decesos de los cuatro individuos”, añadió el texto.

Los hechos ocurrieron a la altura de La Marquesa, una zona fría y montañosa donde se ubican numerosos restaurantes a pie de carretera donde suelen detenerse los viajeros.



Forenses y policías resguardan la escena del crimen. (Foto Prensa Libre: EFE).
Forenses y policías resguardan la escena del crimen. (Foto Prensa Libre: EFE).


Enfrentamiento

En un comunicado, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) precisó que los cuatro cuerpos “presentaban impactos de arma de fuego”, y también se encontraron cinco casquillos calibre 9 mm.

Gracias a esto las autoridades pudieron identificar el vehículo, que salió de San Mateo Atenco a las 05.23 hora local  (10.23 GMT) con dirección a la capital mexicana y también localizaron a varios testigos.





Los Policías federales acordonaron la zona al llegar al lugar, antes de realizar el traslado de los cuerpos a las instalaciones del servicio médico forense de la PGJEM.

Cuando los periodistas acudieron al lugar de los hechos se produjo una confrontación entre fuerzas de seguridad y periodistas que se saldó con la detención del fotoperiodista David Deolarte, según la asociación Artículo 19.

“Cuando los presuntos delincuentes se disponían a descender de la unidad, uno de los pasajeros se puso de pie y comenzó a dispararles, causándoles lesiones que ocasionaron los decesos de los cuatro individuos”, Fiscalía.

Uno de los reporteros que se encontraba en la México-Toluca grabó el momento en el que un grupo de elementos de la Policía Federal retuvieron a uno de los fotógrafos y le colocaron esposas en las muñecas, mientras él se quejaba de que le estaban impidiendo realizar su trabajo.

A través de Twitter, Artículo 19 exigió a la “Policía Federal y a las autoridades del Estado de México garantizar la integridad y el libre ejercicio de la prensa en la entidad”.

La Comisión Nacional de Seguridad respondió en un comunicado que respeta el trabajo que realizan los medios de comunicación y sus reporteros, y anunció una investigación para determinar si los policías “excedieron sus facultades”.