Internacional

Presidente Rafael Correa se muestra intolerable con un joven que lo insultó

Un confuso incidente entre un joven de 16 años y el presidente Rafael Correa se popularizó en las redes sociales e incluso provocó que la secretaría de Comunicación emitiera un comunicado con una versión propia de los hechos que en un inicio mostraban la intolerancia del gobernante.

Por Quito/AP**

El hecho ocurrió el 1 de mayo, cuando el mandatario se dirigía a una concentración de sus simpatizantes y el joven Luis C. hizo gestos grotescos a la caravana presidencial de vehículos con vidrios oscuros, le habría mostrado el pulgar hacia abajo y la clásica señal de corte de brazo.



El joven muestra en una entrevista la señal que hizo a Correa cuando iba en la comitiva. (Foto Prensa Libre: YouTube).
El joven muestra en una entrevista la señal que hizo a Correa cuando iba en la comitiva. (Foto Prensa Libre: YouTube).


Un vídeo difundido por la Secretaría de Comunicación mostró al primer mandatario bajándose de un vehículo y hablando con el sorprendido muchacho, que fue detenido por pocas horas y tras ser sometido a un breve proceso, condenado a realizar 20 horas de trabajo comunitario.

En medio de la confusión, la madre del chico abofeteó a un guardaespaldas e la caravana presidencial.             

La secretaría de Comunicación, en un comunicado destacó que Correa “se bajó del vehículo, y reclamó al joven por su actitud, lo hizo como ciudadano, como esposo, y como Presidente le preguntó: ¿por qué haces esto, por qué faltas el respeto al Presidente?, acto seguido se subió al vehículo y siguió su camino”.

Añadió que “el joven fue detenido para investigación, como corresponde al protocolo de seguridad, su madre se mostró agresiva. Incluso, propinó una cachetada a uno de los miembros de la seguridad presidencial, para luego agredir e insultar a un camarógrafo”.

El joven en una entrevista con el canal Ecuavisa, dijo que “yo lo tengo como un mal entendido, no tanto como una falta de respeto, pero si así lo fue frente al Presidente de la República pido mis disculpas”.

Entrevista que el joven ofreció a los medios ecuatorianos.

No obstante medios locales difundieron una primera versión de los hechos en donde el joven habría asegurado que Correa los trató de una forma menos cordial.

“La seguridad me cogió por detrás y él (Correa) vino y me agarró del pecho y me dijo: Aprende a respetar muchachito malcriado, yo soy tu presidente”. Le temblaba la mano y se le salían las lágrimas. Después me llevaron en un patrullero, con muchos policías, como si fuera un delincuente”, afirmó Luis C. en declaraciones que El País de España citó de medios ecuatorianos.

Cuando los medios de comunicación difundieron esa primera versión al inicio de esta semana, la respuesta de indignación de Correa no se hizo esperar y en su cuenta de Twitter dijo: “Como siempre, la prensa corrupta corre a hacer un show de esto, sin contrastar (...) Que he agarrado del pecho al chico que hizo gestos obscenos y he derramado lágrimas de ira. Todo es mentira”.

El catedrático y analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Julio Echeverría, señaló a la  AP  que “de ninguna manera la función de un líder es responder en los mismos términos o de incitar al agravamiento del conflicto o la violencia que se presenta inicialmente por parte de los gobernados o la ciudadanía”.                 

Añadió que es “necesario la tolerancia por parte del mandatario, de cualquier mandatario, la función del líder es tolerar y reconducir esas posturas a una plano de deliberación razonada”.

Desde enero de 2007 cuando Correa llegó al poder, no ha dudado en confrontar personalmente en la vía pública a algunos ciudadanos comunes que le hacían gestos obscenos al paso de la caravana presidencial, o que incluso gritaban presuntos insultos. Debe terminar su gestión en el 2017.

El gobierno ofrece su versión de los hechos. (YouTube)

Antecedentes

El caso e Luis C. no es el primero en donde un apersona es consignada por insultar o hacer malos gestos al presidente Rafael Correa.

Desde 2007 la prensa ha recogido al menos 20 casos en los que las personas fueron detenidas.

Uno de los casos más mediáticos fue el de una empresaria en Riobamba, Irma Parra, que expresó su rechazo a la consulta popular que Correapromovía en 2011. Ella decía que usó su dedo índice para decir no, pero el presidente aseguró que esta mujer le hizo una “mala señal” y por esto fue retenida.

Las autoridades se emplearon  a fondo y entrevistaron a testigos que confirmaron la versión del presidente, y aún un tiempo después presentó un vídeo titulado Recordando las mentiras, en el que aparece la exempleada de la mujer y da fe de los insultos y las señales obscenas que su exjefa profirió al presidente el día de su detención.

Otro de los casos que recibió atención de los medios fue el del cantautor Jaime Guevara, que también hizo la señal de yuca a la caravana presidencial en 2013, en protesta por la represión contra los manifestantes que se oponen a la extracción de petróleo en el Yasuní.

Correa se bajó de su vehículo, tachó al hombre de “borracho” y “drogadicto” y ordenó su detención. Esto despertó una campaña ciudadana en redes sociales que dio a conocer que el cantautor es abstemio y padece epilepsia. El presidente, que ya había dedicado una cadena nacional a descalificar a Guevara, tuvo que rectificar: “No estaba borracho, pero parecía”.

**Con información de El País de España