Internacional

Reunión secreta de hijo de Trump buscaba perjudicar a Clinton

Nuevas revelaciones sobre Rusiagate sacuden a la administración de Trump y esta vez involucra a su hijo Donald. 

Por AFP y AP / Washington

Donald Trump Jr. quería obtener información dañina sobre Hillary Clinton. (Foto: Hemeroteca PL)
Donald Trump Jr. quería obtener información dañina sobre Hillary Clinton. (Foto: Hemeroteca PL)

La sombra de la injerencia rusa -Rusiagate- en las presidenciales estadounidenses persigue de nuevo a Donald Trump, determinado a “trabajar constructivamente”  con Moscú, tras haberse conocido que uno de sus hijos habló con una abogada vinculada al Kremlin en plena campaña.

El hijo mayor del mandatario estuvo presuntamente acompañado por Jared Kushner, yerno y asesor presidencial, y el entonces director de la campaña de Trump, Paul Manafort. El encuentro tuvo lugar en junio de 2016 en Nueva York.

El diario The New York Times aseguró, citando a personas que participaron en la reunión, que Donald Trump Jr. acudió a la cita con la promesa de obtener “información dañina”  sobre la candidata demócrata, Hillary Clinton.

Trump Jr. reconoció en un comunicado enviado al periódico neoyorquino haber hablado con la abogada Natalia Veselnitskaya, pero precisó que ésta “afirmó tener información sobre personas conectadas con Rusia, que financiaban el Comité Nacional Demócrata y apoyaban a Clinton”.

“Enseguida fue evidente que no tenía información significativa”, señaló. Según él, la abogada habló luego de un programa para que parejas estadounidenses adopten a niños rusos que Putin suspendió.

El hijo del presidente estadounidense dijo además que las adopciones fueron “el verdadero tema del encuentro y las afirmaciones sobre información potencialmente útil (sobre Clinton) fueron un pretexto para llevar a cabo la reunión”.

Ir hacia adelante

La noticia llegó horas después de que Trump publicó el domingo una serie de tuits tras su primer cara a cara con Putin durante el G20, en los que aseguró haberlo confrontado sobre la supuesta injerencia de las agencias de inteligencia rusas en las presidenciales estadounidenses.

“Insistí enérgicamente dos veces al presidente Putin sobre una interferencia rusa en nuestra elección”, escribió. “Él lo negó vehementemente”.

“Enseguida fue evidente que la abogada no tenía información significativa”. Donald Trump hijo. 

Trump reiteró que ha llegado el momento de que la relación bilateral avance, a pesar de que Estados Unidos y Rusia mantienen discrepancias sobre temas globales.

“Es hora de trabajar constructivamente con Rusia”, subrayó.

Como ejemplo puso el alto el fuego en Siria acordado junto a Moscú y Ammán, que entró en vigor el domingo.

Entre las posibles áreas de colaboración podría estar la de crear una “unidad de ciberseguridad impenetrable”  para prevenir nuevos ataques en futuros comicios, tal y como él mismo contó en un tuit.

Horas más tarde aclaró: “El hecho de que el presidente Trump y yo hayamos discutido sobre una unidad de ciberseguridad no significa que piense que pueda establecerse. (De hecho) no puede”.

El tema desató una polémica y fue criticado dentro de su partido por personalidades tan destacadas como los senadores Lindsey Graham y John McCain.

Los republicanos también reclamaron sanciones por el entrometimiento del gobierno ruso en las presidenciales, a pesar de que Putin declaró el sábado que Trump se dio por “satisfecho”  cuando negó todas las acusaciones durante su reunión en el G20.

Rusia ya ha avisado que cualquier penalización afectará las relaciones bilaterales. Pero el secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, aseguró el domingo que ya hay “sobre la mesa”  una batería de sanciones que espera “ejecutar”.

Rusia se defiende

El Kremlin declaró el lunes que no está al tanto de reunión alguna entre personal de Donald Trump y una abogada rusa durante la campaña presidencial del 2016.

Dmitry Peskov, vocero presidencial ruso. 

"El Kremlin no puede estar enterado de cada reunión de abogados". 

El domingo, el hijo mayor de Donald Trump cambió su relato y admitió que se reunió con una abogada vinculada al Kremlin.

El día anterior, un comunicado de Donald Trump Jr. no mencionó a Clinton.  

Al ser interrogado sobre el asunto, el vocero de la presidencia rusa, Dmitry Peskov, dijo el lunes que el Kremlin no sabe quién es esa abogada y que Moscú “no puede estar enterado”  de todas las reuniones de los abogados rusos, ya sea en el país o en el extranjero.