Internacional

Se agudiza amenaza de ciberataques a escala mundial 

Entre señalamientos sober la autoría de ataques cibernéticos, varios países lanzaron la voz de alerta sobre la vulnerabilidad a los sistemas.

Por AFP / China

Ataque cibernético puso en jaque la seguridad virtual en varios países. (Foto Prensa Libre: EFE)
Ataque cibernético puso en jaque la seguridad virtual en varios países. (Foto Prensa Libre: EFE)

Las autoridades chinas alertaron este lunes de los “desafíos sin precedentes”  a la seguridad informática a raíz del ciberataque global, que según estudios independientes ha afectado ya a unas 30 mil empresas e instituciones educativas del gigante asiático desde que comenzó a propagarse el viernes.

La Administración del Ciberespacio de China emitió un comunicado en el que explica que el ransomware WannaCry ha afectado a “algunas empresas y oficinas del Gobierno”  en el país, y añadió que los medios han contribuido a “aumentar la concienciación”  sobre el peligro del virus y a “contener la propagación del ataque”.

Sin embargo, un análisis de la compañía de antivirus china Qihu 360 cifró el número de infectados en “miles de ordenadores” : 29 mil 372 de compañías u organismos oficiales -especialmente en las provincias orientales de Jiangsu y Zhejiang-, de los cuales 4 mil 341 pertenecen a instituciones educativas, las más afectadas.

Según el comunicado de la autoridad ciberespacial china, diferentes sectores han comenzado a tomar medidas al respecto, como la Policía, compañías de seguridad informática, autoridades industriales, empresas de tecnologías de la información, educativas o bancarias.

De hecho, el regulador cibernético asegura que la propagación “se ha ralentizado considerablemente” , pese a que los analistas esperaban un gran aumento de las infecciones a partir del lunes, debido a que muchas compañías y organismos oficiales detienen su actividad los fines de semana.

Señalamientos

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró este lunes que Rusia no tiene nada que ver con el ciberataque global que ya ha afectado más 200 mil ordenadores en al menos 150 países, y acusó a los servicios secretos de Estados Unidos de ser “la fuente primaria del virus”.

“Creo que la dirección de Microsoft ha señalado a los servicios secretos de EE. UU. como la fuente primaria del virus. Rusia no tiene nada que ver con esto”, dijo Putin en conferencia de prensa en Pekín, donde participó en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda.

Los piratas informáticos piden a las víctimas que paguen US$300  (su equivalente en bitcoins) en un plazo de tres días, si no, el precio del rescate se duplica. No es una cifra enorme pero, considerando la amplitud del ataque, la suma total podría ser importante. 

Las instituciones públicas rusas “no han sufrido daños importantes, ni los bancos, ni el sistema sanitario ni otros, aunque en general, no hay nada de bueno en esto y es preocupante”, subrayó en alusión a los efectos del ciberataque.

El presidente de Microsoft, Brad Smith, advirtió ayer de que el acopio de vulnerabilidades informáticas por parte de los gobiernos se ha convertido en un patrón emergente que causa daños generalizados cuando la información se filtra.

Amenaza

Desde Rusia a España y desde México a Vietnam, decenas de miles de ordenadores, sobre todo en Europa, se vieron infectados desde el viernes por un programa de “ransomware”  que se beneficia de un fallo del sistema operativo Windows, divulgado en documentos pirateados a la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos  (NSA).

El programa maligno, llamado “Wannacry” , bloquea archivos de los usuarios y los obliga a pagar una suma de dinero en bitcoins, la moneda virtual, difícil de rastrear, si quieren recuperar su acceso.

Según expertos en informática, el hecho de que el virus funcione en decenas de idiomas muestra que los piratas tenían intención de realizar un ataque a escala mundial.

La Oficina Europea de Policía  (Europol) destacó la rapidez inédita con que se propagó el virus, que combina por primera vez los elementos de un programa maligno y de un gusano informático.