Internacional

Tras filtración, Casa Blanca admite fallos de la CIA

Trump estima que los sistemas de la CIA son “obsoletos”  y deben ser modernizados, afirmó su portavoz, interrogado sobre revelaciones de WikiLeaks.

Por Washington/AFP/EFE/AP

Archivado en:

CIA EEUU Hackers
Trump admite que está muy preocupado por filtraciones sobre la CIA. (Foto Prensa Libre: AFP)
Trump admite que está muy preocupado por filtraciones sobre la CIA. (Foto Prensa Libre: AFP)

La Casa Blanca aseguró que los sistemas de la Agencia Central de Inteligencia  (CIA) estadounidense  deben ser actualizados, y reiteró su posición de que el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, “ha socavado la seguridad nacional”  de Estados Unidos, según el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

El portavoz se pronunció así al ser preguntado sobre la conferencia que dio hoy Assange, quien aseguró que la CIA ha “perdido el control de todo su arsenal de armas cibernéticas”, que podrían estar en el mercado a negro a disposición de hackers (piratas informáticos) de todo el mundo.

Respecto del propio Assange, Spicer dijo que el Gobierno estadounidense mantiene la misma “posición”  sobre él que hace años, y aseguró que el fundador de WikiLeaks “ha puesto en peligro y socavado nuestra seguridad nacional”.

Spicer reiteró que Trump está “gravemente preocupado por la publicación de información de seguridad nacional”, a pesar de que la Casa Blanca no ha querido confirmar la autenticidad de los miles de documentos de la CIA publicados por WikiLeaks esta semana.

Trump mantiene una complicada relación con las agencias de inteligencia de EE.UU., de las que sospecha que pueden ser responsables de muchas filtraciones aparecidas en la Prensa, y a las que desacreditó antes de llegar al poder, cuando puso en duda la conclusión de la CIA de que Rusia trató de ayudarle a ganar las elecciones.

La CIA también reaccionó este jueves en un comunicado a los comentarios de Assange, al asegurar que “a pesar de sus esfuerzos”, la agencia “continúa recolectando sin descanso información de inteligencia en el extranjero para proteger a Estados Unidos de terroristas, naciones hostiles y otros adversarios”.

"Assange no es ningún ejemplo de verdad e integridad". CIA

El portal WikiLeaks, dirigido por Assange, filtró esta semana miles de documentos que describen un supuesto programa secreto de hacking de la agencia estadounidense destinado a penetrar mediante un sofisticado software en teléfonos inteligentes y ordenadores conectados a Internet.

WikiLeaks afirmó que sus documentos revelan que la CIA había logrado saltarse los protocolos de seguridad de un amplio rango de compañías y productos de Europa y Estados Unidos, como el iPhone, los teléfonos Android y hasta televisores de Samsung, que supuestamente pueden convertirse en micrófonos encubiertos.

Assange, refugiado desde 2012 en la embajada de Ecuador en Londres, calificó de “devastador acto de incompetencia”  por parte de la CIA que se haya distribuido el software destinado a penetrar en ordenadores, teléfonos y televisiones inteligentes.

Hasta ahora, la CIA se ha negado a comentar sobre la autenticidad de los supuestos documentos de inteligencia revelados por WikiLeaks y ha defendido que, parte de su misión para proteger a los estadounidenses, es ser “innovadora”  a la hora de recolectar información de inteligencia en el extranjero.

La CIA volvió a recordar que tiene prohibido por ley efectuar espionaje electrónico en territorio estadounidense o de estadounidenses.

Colaborará

Wikileaks colaborará con las empresas tecnológicas para ayudarles a defenderse de las herramientas de hackeo de la CIA, aseguró este jueves su fundador, Julian Assange.

El anuncio crea un posible conflicto entre las empresas de Silicon Valley deseosas de proteger sus productos y una agencia de inteligencia golpeada por las revelaciones del grupo, que busca una transparencia radical.       

Durante una conferencia online, Assange reconoció que varias empresas solicitaron mayores detalles sobre las herramientas de espionaje digital de la agencia de inteligencia estadounidense y cuya existencia presuntamente reveló en una filtración masiva el martes. 

En tanto, La Agencia Central de Inteligencia  (CIA) respondió ayer al fundador del portal WikiLeaks, Julian Assange, y consideró que el australiano no es ningún ejemplo “de verdad e integridad”.

“A pesar de los esfuerzos de Assange y los de su clase, la CIA continúa recolectando sin descanso información de inteligencia en el extranjero para proteger a Estados Unidos de terroristas, naciones hostiles y otros adversarios”, afirmó en un breve comunicado la portavoz de la CIA, Heather Fritz Horniak.

La CIA contestó así a la conferencia que dio Assange a través de Internet, en la que aseguró que la agencia estadounidense ha “perdido el control de todo su arsenal de armas cibernéticas” , que podrían estar en el mercado a negro a disposición de “hackers”   (piratas informáticos) de todo el mundo.