Internacional

Trump insinúa que correos de Clinton están vinculados a ejecución de iraní

El candidato presidencial republicano Donald Trump insinuó que un científico nuclear iraní fue ejecutado a raíz de secretos divulgados por el sistema de correo electrónico paralelo que poseía Hillary Clinton.

Por Nueva York/AP

Donald Trump presenta su plan económico en Detroit. (Foto Prensa Libre:AFP).
Donald Trump presenta su plan económico en Detroit. (Foto Prensa Libre:AFP).

Horas después de pronunciar un discurso sobre sus promesas económicas con una disciplina y concentración inusual para su campaña, Trump utilizó su acostumbrada maniobra verbal de “hay que gente que está diciendo” para lanzar sus acusaciones.

“Hay gente que está diciendo que los iraníes ejecutaron a ese científico que ayudó a Estados Unidos porque infiltraron el sistema de correo electrónico de Hillary Clinton”, dijo Trump en un tuit el lunes a la noche.       

No especificó a qué gente se refería. El FBI ha dejado en claro que no hay evidencia alguna de que el sistema de correo electrónico de Clinton haya sido infiltrado.

Además, los emails publicados por el Departamento de Estado incluyen información que se ajusta a lo que los funcionarios decían públicamente en ese entonces.       

Nick Merrill, portavoz de Clinton, respondió en un tuit:“Cuando Trump dice  hay gente que está diciendo’, eso quiere decir  me lo estoy inventando” . 

“Hay gente que está diciendo que los iraníes ejecutaron a ese científico que ayudó a Estados Unidos porque infiltraron el sistema de correo electrónico de Hillary Clinton”, dijo Trump

    

Merrill añadió que una vez que Trump pronunció su disciplinado discurso ante el Club Económico de Detroit, “faltaba poco para que se quitara el bozal”.     

El discurso de Trump tenía como objetivo calmar a los republicanos enervados por una desastrosa semana para Trump, en que se enfrascó en disputas con la familia de un soldado caído en batalla y con prominentes figuras de su propio partido.

La acusación de Trump sobre el científico iraní, según Josh Schwerin, portavoz de Clinton, “demuestra que no hay manera de reeducar a Donald Trump”.    

Trump no fue el primero en insinuar que habría un vínculo entre los mensajes de Clinton y la ejecución de Shahram Amiri.

Tom Cotton, senador republicano por Arkansas, dijo en el programa “Face the Nation” de la CBS el domingo que “en los correo electrónicos del sistema privado de Hillary Clinton había conversaciones entre sus asesores sobre ese hombre”.

Añadió: “Eso demuestra lo descuidada que fue ella al colocar ese tipo de información secreta en su servidor privado”.

Demandan a Clinton

Los padres de dos hombres muertos en el ataque del 2012 contra el consulado de Estados Unidos en Bengasi, Libia, presentaron una demanda judicial en la que culpan a Hillary Clinton por su “imprudente”  manejo de información clasificada en su servidor privado de correo electrónico.

Cuando era secretaria de Estado, Clinton trató asuntos oficiales a través de un servidor privado en su casa, lo que sus críticos alegan que expuso la correspondencia oficial de Estados Unidos a posible espionaje informático de gobiernos extranjeros y terroristas.

El FBI concluyó el mes pasado que la candidata presidencial demócrata había sido “extremadamente descuidada”  con información clasificada, pero sin embargo no recomendó presentar cargos contra ella por el escándalo.

Las autoridades pusieron fin a las investigaciones sobre el tema, pero los enemigos políticos de Clinton han tratado de mantener viva la controversia y vincularla a los ataques contra el consulado de Bengasi hace cerca de cuatro años.

En su demanda presentada el lunes contra Clinton, los padres de dos agentes de seguridad estadounidenses muertos en el ataque alegan que los terroristas estuvieron en condiciones de saber dónde se encontraban las víctimas a causa de su uso del servidor privado.

El asalto contra el consulado estadounidense, que ocurrió cuando Clinton era secretaria de Estado, dejó cuatro norteamericanos muertos, incluido el entonces embajador de Washington en Libia, Christopher Stevens.

“Como resultado directo del imprudente manejo de información clasificada y sensible por parte de la acusada Clinton, terroristas islámicos estuvieron en condiciones de conocer la rutina del embajador Christopher Stevens y otras operaciones del gobierno en Bengasi, Libia, y por consiguiente organizar, planificar y ejecutar el infame ataque del 11 de septiembre del 2012” .