Internacional

Trump mantuvo un segundo encuentro con Putin durante G20

El presidente de EE.UU., Donald Trump, mantuvo una segunda conversación con su homólogo ruso, Vladímir Putin, durante la cumbre del G20 el pasado 7 de julio, un encuentro que hasta ahora no había salido a la luz y que fue confirmado este martes por la Casa Blanca a varios medios estadounidenses.

Por EFE / Washington

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump y Putin hablaron durante una cena de líderes mundiales en el G20.(AFP).
El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, dijo que Trump y Putin hablaron durante una cena de líderes mundiales en el G20.(AFP).

El encuentro tuvo lugar horas después del primer cara a cara entre Trump y Putin, que se produjo el pasado 7 de julio durante dos horas en Hamburgo  (Alemania) , en la cumbre de líderes del G20.

“Hubo una cena social reservada únicamente para parejas (de jefes de Gobierno y sus esposas) en el G20. Hacia el final, el presidente (Trump) habló con Putin en esa cena” , dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Michael Anton, a la cadena CNN.

“No hubo asesores ni miembros del gabinete presentes, para ninguno de los países”, con la excepción de los traductores, agregó Anton, quien dijo que no podía hablar sobre el contenido de la reunión porque los mandatarios estaban prácticamente solos.

“Nunca, en mi experiencia como politólogo, he visto a dos grandes países con una constelación de intereses nacionales que son tan disonantes y cuyos líderes parecen hacer todo lo posible para llevarse bien entre sí”, añadió Ian Bremmer.

Trump se sentó en el otro extremo de la mesa respecto a Putin durante la cena del G20, pero a mitad de la comida se levantó para sentarse al lado del mandatario ruso y hablar con él.

La confirmación oficial del encuentro llegó poco después de que Ian Bremmer, un experto en geopolítica y presidente del Grupo Eurasia, informara en una entrevista televisiva de esa segunda conversación en persona entre los dos mandatarios.

Según Bremmer, ese segundo encuentro duró una hora y, de acuerdo con el diario The Washington Post, Putin estuvo acompañado de su traductor oficial, mientras que Trump se encontraba solo.

“Resulta que hay (un encuentro de) una hora esa tarde del que nadie había oído hablar hasta ahora. Está claro que a Trump no le importa lo que tengan que decir los medios sobre su deseo de tener una relación cercana y personal con el presidente ruso” , afirmó Bremmer en una entrevista con la cadena PBS y la agencia Bloomberg.

“No hubo asesores ni miembros del gabinete presentes, para ninguno de los países, con la excepción de los traductores", agregó Anton.

“Nunca, en mi experiencia como politólogo, he visto a dos grandes países con una constelación de intereses nacionales que son tan disonantes y cuyos líderes parecen hacer todo lo posible para llevarse bien entre sí” , añadió Bremmer, que consideró que Putin es el líder con el que Trump tiene una “mejor relación personal” .

En su primera reunión en el G20, Trump y Putin acordaron una tregua para el suroeste de Siria y decidieron abrir un canal bilateral de comunicación para discutir sobre el conflicto en Ucrania.

Según la Casa Blanca, Trump presionó entonces a Putin sobre la posible injerencia rusa en las elecciones estadounidenses del año pasado y el ruso negó cualquier implicación, y ambos hablaron además sobre las sanciones impuestas por EE.UU. a Rusia por ese motivo.

La relación entre Trump y Putin ha estado bajo escrutinio desde la campaña presidencial del estadounidense, donde en repetidas ocasiones alabó al mandatario ruso y dijo que era un líder fuerte y públicamente lo alentó a hackear los correos electrónicos de su oponente demócrata, Hillary Clinton. Los aliados de Trump han dicho que él estaba bromeando.     

Funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos han acusado al gobierno ruso de intervenir en la campaña presidencial de 2016 para ayudar a ganar a Trump. Por su parte, el mandatario ha puesto en duda y rechazado las investigaciones sobre una posible colusión entre su campaña y Moscú argumentando que es una “cacería de brujas” .

Identifican al octavo asistente en polémica reunión de Trump Jr. y  rusos

La octava persona que asistió a la polémica reunión de junio del 2016 con Donald Trump Jr., el hijo del presidente de EE. UU., Donald Trump, es Ike Kaveladze, vicepresidente de una compañía inmobiliaria rusa con sede en Estados Unidos, según revelaron varios medios estadounidenses.

La identidad del octavo asistente a esa reunión, en la que Trump Jr. pretendía obtener información con la que dañar a la rival de su padre en los comicios presidenciales fue confirmada por su propio abogado, Scott Balber.

“Hubo una cena social reservada únicamente para parejas (de jefes de Gobierno y sus esposas) en el G20. Hacia el final, el presidente (Trump) habló con Putin en esa cena” , dijo el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Michael Anton.

Kaveladze es vicepresidente de Crocus Group, la compañía de desarrollo inmobiliario dirigida por el arzobispo azerbaiyano-ruso Aras Agalarov, de acuerdo con la página laboral de la plataforma LinkedIn de Kaveladze.

Su sitio web personal dice que “es responsable de múltiples partes del proyecto de desarrollo de la compañía en Rusia”

Balber también es abogado de Emin y Aras Agalarov, dos de los productores clave del concurso Miss Universo propiedad de Trump en el año 2013, según detalla el diario The Washington Post.

El abogado dijo que Kaveladze trabaja para la compañía de los Agalarovs y asistió como su representante.

Aseguró además haber recibido una llamada del fiscal especial para la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones, Robert Mueller, durante el fin de semana, en la que le solicitó la identidad del representante de Agalarov, es decir, Kaveladze.

Esta llamada es la primera indicación pública de que el equipo de Mueller está investigando la reunión que saltó a la luz la semana pasada.

Trump Jr. acordó reunirse con una abogada rusa con la promesa de que esta le proporcionara información comprometedora para Clinton como parte de los esfuerzos del Kremlin para ayudar a la campaña presidencial de su padre, de acuerdo con los correos electrónicos publicados por el propio primogénito del magnate la semana pasada.

A aquella reunión también asistieron, además del propio Trump Jr. y la abogada Natalia Veselnitskaya, un traductor de la letrada, identificado como Anatoli Samochornov; Jared Kushner, el yerno del presidente y Paul Manafort, jefe de la campaña presidencial.

La lista la completan Rinat Akhmetshin, un lobista ruso-estadounidense que buscaba el levantamiento de las sanciones a Moscú por parte de Washington impuestas en 2012, y el publicita británico Rob Goldstone, quien cuadró el encuentro.

Se trata de la prueba pública más tangible sobre una posible coordinación entre el Gobierno ruso y la campaña del multimillonario para interferir en las elecciones presidenciales del noviembre pasado.